Las lluvias generadas por el paso de la depresión tropical Grace sobre el territorio de Haití hace más alarmante la situación que ya era devastadora luego del sismo de magnitud 7,2 que sacudió al vecino país la mañana del sábado.