Es necesario comportarse de manera adecuada en las fiestas del trabajo para evitar que la imagen y la reputación se vean afectadas.

SANTO DOMINGO.- Con la llegada de diciembre también vienen decenas de reuniones, entre ellas la celebración de la empresa que, pese a ser el momento más divertido de la compañía, debe primar la moderación recomendó Jacqueline Viteri, en el segmento Buenos Modales de El Despertador.

Viteri indicó que lo primero que se debe cuidar al asistir a la fiesta corporativa, que es una extensión de la oficina, es la vestimenta, esta no puede tener transparencias, ni ser muy corta ni muy ajustada.

La Dama de la Etiqueta llamó a los empleados a asistir a la celebración porque este es un compromiso y de faltar debe estar “bien justificado” y agregó que deben socializar, conversar, estrechar relaciones con compañeros y con los altos mandos de la empresa, oportunidad que probablemente no se vuelva a repetir.

La conversación que se entable no puede ser entorno a los pendientes de la oficina, sino de temas agradables sobre la fiesta o sobre los asistentes, sugirió Viteri.

La asesora también habló sobre la importancia de controlar la cantidad de bebida alcohólica a ingerir para no ser el “payaso” de la fiesta y en cuanto a la comida dijo que se debe comer despacio y no llenar al máximo los platos.

Jacqueline Viteri enfatizó en el tema de cuidar los modales y actuar con moderación debido a que el “comportamiento quedará registrado en su vida y paso por la empresa”.