La doctora Rafaela Burgos expresó que es importante evitar "aumentar la tensión porque estas fechas aunque las vivamos como fechas de alegría, puede generar muchísima tensión, muchísimo estrés sobre todo para los niños".

SANTO DOMINGO.- En ocasiones, la separación de los padres es un mal necesario para la familia. Tomar esta decisión es difícil, sobre todo, por los hijos, que son quienes más sufren cuando las cosas van mal entre los padres.

En estas fiesta navideñas, momento en que se recuerdan tiempos pasados, es complicado para muchos padres separados llegar a un acuerdo con los hijos debido a que los niños tienen que dividir su tiempo para estar unos días con uno y con otro.

Al participar en el "Anillo Familiar", la doctora Rafaela Burgos expresó que es importante evitar "aumentar la tensión porque estas fechas aunque las vivamos como fechas de alegría, puede generar muchísima tensión, muchísimo estrés sobre todo para los niños".