En tan solo un día los casos de COVID-19 se dispararon en el país registrándose mil 700 nuevos contagios, situación que mantiene en alerta a las autoridades sanitarias, quienes continúan incrementando la disponibilidad de camas ante el constante aumento en la ocupación hospitalaria donde solo las camas de cuidados intensivos están llenas en un 63 por ciento.