Tía Karina alarmada porque los adultos exponen a los niños a contenido que no pueden manejar y le quitan tiempo para compartir como familia.

SANTO DOMINGO.- A pesar de la flexibilidad en su labor como educadora, Tía Karina advirtió que los padres deben asumir la responsabilidad de poner límites a los niños menores de 10 años a la hora de acceder a contenidos audiovisuales no aptos para su edad.

Las declaraciones de la educadora son a raíz del auge de la popular serie de Netflix, El Juego del Calamar, la cual aseguró fue vista por un estudiante de preprimario que relacionó las figuras geométricas del centro educativo con la producción surcoreana.

Indicó que la miniserie es excelente para hacer análisis con los jóvenes sobre la ludopatía, la violencia, manejo de finanzas, el amor al dinero, sin embargo, advirtió que los niños de 5 o 6 años no tienen la capacidad para analizarla.

La Tía Karina expresó su “espanto” al saber que los padres ven este tipo de series con sus hijos durante el momento familiar, los que están llamados a seguir las restricciones que tienen estos proyectos por edad y evitar la exposición de los niños a estos contenidos.