En algunos casos las personas no son conscientes que sus acciones pueden acarrear daños, incluso a otras personas.

SANTO DOMINGO.- Con las fiestas de fin de año surge un incremento en los accidentes de tránsito, lo que se interpretaría como un permiso que se dan las personas en Navidad para dar “rienda suelta” a los deseos que reprimen durante el año, reflexionó el psicólogo Luis Vergés.

Durante su participación en el segmento El Anillo Familiar, Vergés explicó que esta conducta trae consecuencias traumáticas, no solo por el aumento de accidentes de tránsito, sino tambien por acciones imprudentes y otros tipos de comportamientos violentos.

Para el psicólogo es importante abordar estos temas para que sirvan como “inhibición, algo de regulación y sobre todo de moderación.

Vergés explicó que estas acciones son más frecuentes en hombres que en las mujeres, porque necesitan validar su “masculinidad” y agregó que la osadía y el desafío a lo que se considera racionable no son sinónimos de ser considerado como uno.