Manuel Olivero calificó de positiva esta medida porque ayuda e incentiva a las personas a ponerse al día con sus deudas y evitar la confiscación de bienes o el quiebre de sus empresas.  

SANTO DOMINGO.- El abogado Manuel Olivero durante el segmento Balanza Legal en el programa matutino El Despertador afirmó que “tributar no es confiscar los bienes o  el quiebre de una empresa o negocio, tras explicar las facilidades de pago de dudas que presentó la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) a través de la circular número 14 de septiembre de 2021.

Esta circular, según explicó Olivero, ofrece descuentos de 100, 60 y 40 por ciento si los contribuyentes realizan un pago único, en seis y 12 cuotas respectivamente, esto aplica para deudas anteriores al 2017 y para las del 2020 otorgan rebajas de 60, 40 y 30 por ciento si las deudas se liquidan en igual plazo.

Destacó que estas facilidades deben ser aprobadas por la Administración Local, incluso, en algunos casos por el director de la DGII pero está sujeta al compromiso de los contribuyentes, es decir, el acuerdo deja de ser efectivo si el ciudadano incumple en uno de los pagos.

Manuel Olivero calificó de positiva esta medida porque ayuda e incentiva a las personas a ponerse al día con sus deudas y evitar la confiscación de bienes o el quiebre de sus empresas.