El Ministerio Público acusa de asociación de malhechores, estafa contra el Estado, soborno, coalición de funcionarios, falsedad de documentos públicos, robo de identidad, delitos electrónicos y lavado de activos al exprocurador general de la República Jean Alain Rodríguez mediante una operación que ha bautizado como Operación Medusa.