En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El doctorado de Margarita

José Báez Guerrero.

Yo soy apenas un bachiller del colegio Carol Morgan que tuvo la dicha de estudiar un poco de derecho en la UNPHU y algo de la licenciatura de idiomas del IES (hoy UNAPEC) para caer luego en un programa de estudios superiores en Minnesota, y después oír cátedras de Samuelson en MIT y Friedman en Stanford, y culminar con un grado que tardó desde 1976 hasta 1994, incluyendo lecciones en Harvard, para completarse, dieciocho arduos años de “pelar las pestañas”.

Uno sabe cuánto trabajo da alcanzar cada grado y qué significa ir escalando académicamente. Por eso me ha extrañado tanto que un diario digital que está notoriamente empeñado en promover la candidatura de Hipólito Mejía, del PRD, se ocupe de tratar de desmeritar las calificaciones académicas de la candidata vicepresidencial del PLD, la doctora Margarita Cedeño de Fernández, denigrando su tesis de grado, la cual seguramente no debe ser de las peores aceptadas por la UASD para titular profesionales de todas las corrientes políticas criollas.

El intento de Acento.com por desmeritar las calificaciones académicas de la doctora Cedeño de Fernández es realmente patético, pues ésta ha logrado tras graduarse de la UASD otros grados que demuestran su afición al estudio. Aparte de ello, su ejercicio profesional como abogada en la Consultoría Jurídica de la Presidencia y antes en su ejercicio privado demuestran su competencia.

Si los medios empeñados en denostar a los candidatos del PLD aplicaran un rasero igual para todos, ¿por qué no inquieren sobre el alegado título de “ingeniero” que le dan alegremente a “Papá” cuando ninguna universidad de ninguna parte jamás lo ha titulado como “ingeniero”? ¿Por qué no inquieren sobre las calificaciones académicas de “Papá” para compararlas con las de Danilo Medina y su acompañante de boleta?

Si las elecciones del 20 de mayo se fueran a decidir en base a las calificaciones académicas de los candidatos, difícilmente podría Hipólito Mejía creer que puede competir con alguna posibilidad de ganar.

No estoy diciendo que para gobernar hay que estar titulado. De hecho, don Hipólito sabe más que muchos con Ph. D. Pero intentar desmeritar o denostar a doña Margarita cuando “Papá” es lo que es, me parece un ejercicio absurdo de la peor política y del peor periodismo que pueda hacerse.

Conozco y aprecio a don Hipólito y le tengo cariño, pero ¡no me lo vendan como un doctor!

José Báez Guerrero

[email protected]

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *