En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El enemigo y su poderosa herramienta

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Hay un enemigo que no duerme, que mientras tú y yo estamos descansando, él esta maquinando a ver cómo puede agarrarnos y llevarnos para que formemos parte de sus filas, y ese, es el demonio. Es aquel que mientras tú y yo dormimos permanece despierto y con todas sus herramientas listas para su trabajo.

Se dice que cierta vez se corrió la voz que el diablo se retiraba y vendía sus herramientas al mejor postor. Claramente en la noche de la venta fueron algunos a ver sus herramientas. Estaban todas dispuestas en forma que llamaran la atención, por cierto era un lote siniestro: Odio, celos, envidia, malicia, engaño, además de todos los otros impedimentos del bien. Pero un tanto apartado del resto, había un instrumento de forma inofensiva, muy gastado, como si hubiese sido usado muchísimas veces, y cuyo precio sin embargo era el más alto de todos.

Alguien le pregunto al diablo cual era el nombre de aquella herramienta tan cara y él contesto: El “Desaliento”, entonces le preguntaron: ¿Porque su precio es tan alto?, y el dijo: Porque ese instrumento es más útil que cualquier otro; puedo entrar en la conciencia de un ser humano cuando todos los demás me fallan, y una vez adentro, por medio del desaliento, puedo hacer de esa persona lo que se me antoja. Esta muy gastado porque lo utilizo casi con todo el mundo, y como muy pocas personas saben que me pertenece, puedo hacer buen uso del mismo.

El precio del desaliento era tan, pero tan alto, que como no lo adquirieron sigue siendo propiedad del diablo y lo continua usando diariamente.

Es muy cierto que a través de los años hemos hecho chistes y nos hemos burlado del diablo, del demonio como queramos llamarle, pero una cosa si tenemos que tener por seguro, y es que el diablo se personifica en las fuerzas del mal, es el que trata de desalentarnos minuto a minuto, con nuestra situación económica, nuestro trabajo, con nuestra familia, en nuestra comunidad, con los grupos, con la necesidad de cambio, con la mentira, el desamor, el engaño, con las personas que nos rodean, en fin se vale de una gran cantidad de cosas que nos pone y muchas de ellas como buenas para ver si caemos en el desaliento.

Mis queridos amigos; el desaliento es uno de los estados de ánimo contra el cual tenemos que mantenernos bien despiertos, bien alertas. Y si a lo largo de nuestra vida hay uno o más tropezones, y una u otra caída, no hay que desanimarse, ni entregarse, eso sucede muy a diario, lo que no podemos es caer en el desaliento.

Termino con estas palabras de la Carta de San Pablo a los Romanos, Capitulo 8, Versículos del 37 al 39 y dice así: “Pero todo eso lo superamos de sobra gracias al que nos ha demostrado su amor. Porque estoy convencido de que ni muerte ni vida, ni ángeles ni soberanías, ni lo presente, ni lo futuro, ni poderes, ni alturas, ni abismos, ni ninguna otra criatura podrá privarnos de ese amor de Dios”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *