En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

"El extraordinario viaje de Celeste García" retrata la ingenuidad cubana

"El extraordinario viaje de Celeste García" retrata la ingenuidad cubana

Toronto (Canadá).- El realizador cubano Arturo Infante presentó en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) “El extraordinario viaje de Celeste García”, un filme de extraterrestres que retrata una ingenuidad que según el director sólo es posible en Cuba.

El filme, el primero de Infante e interpretado por la veterana actriz María Isabel Díaz, es la única película de Cuba seleccionada para la 43 edición de TIFF que hoy terminó en la ciudad canadiense.

En una entrevista con Efe, Infante y Díaz declararon que la experiencia de estrenar en Toronto ha sido “maravillosa”.

“Todo el que hace una ópera prima aspira a que su obra tenga un buen comienzo y estar aquí es, como se dice, salir con el pie derecho”, dijo Infante, conocido hasta ahora por sus guiones y cortometrajes.

Por su parte, Díaz, la protagonista de la serie de televisión “Vis a vis” en España, afirmó que “ha sido una sorpresa maravillosa que elegieran la película para participar. Ya estar aquí es un premio. Estoy encantada de estar aquí”.

Díaz dice que está orgullosa del título de “primera chica Almodóvar cubana” que se ganó por su participación en la película “Volver” (2006) del director español y hace un paralelismo entre su vida y la de Celeste García, el personaje que representa en el filme de Infante.

“El extraordinario viaje de Celeste García” narra la vida en La Habana de una profesora de escuela retirada que pasa tiempo como guía en un planetario y que decide presentarse voluntaria para viajar a otro planeta cuando se descubre que hay extraterrestres que han vivido en la Tierra desde hace décadas.

“Cuando empieza la película, Celeste está en un momento en el que está esperando una oportunidad, aunque no sea consciente de ello. Es una mujer que está agotada, que se ha acostumbrado a su monotonía, pero es evidente que cuando tiene una oportunidad acepta montarse en una nave para cambiar de vida”, afirmó.

La actriz recuerda cuando decidió salir de Cuba e ir a España, “fueron años muy difíciles. Muy complicados. Es que cuando te vas del planeta, uno no sabe lo que le espera y uno siempre tiende a idealizar un mundo mejor”.

“Y el mundo está realmente catastrófico en donde quieras que vayas. Es complicadísimo llegar y empezar de cero, absolutamente de cero”, añadió.

“No me fui de Cuba por desesperación sino porque quería probar en otro mundo. Quería volar hacia fuera. Tenía ese sueño. El ser humano es esencialmente soñador. Me lancé a esa aventura y podemos hacer otro viaje extraordinario de miles de Celestes entre mi historia y las que he conocido”, continuó entre risas.

Díaz afirma que su participación en “Volver” y su título de “chica Almodóvar” está puesto en su currículum “con tinta indeleble”.

“El haber trabajado en esa película maravillosa con Pedro, fue una historia indiscutiblemente esencial para mi vida. Es un director que conoce como nadie la naturaleza humana y fue maravilloso con las compañeras” de reparto, explicó la actriz cubana.

Díaz recuerda que durante años, había vivido las películas de Almodóvar desde Cuba.

“Me acuerdo que en cualquier fiesta a la que iba en Cuba, acababa cantando ‘Yo quiero ser una chica Almodóvar’ de Joaquín Sabina. Y mucha gente me decía que si Almodóvar me conociese trabajaría con él. Pasaron los años y me fui a España. Pasaron muchos más años y me tocó, como a quien le toca la lotería”.

Infante reconoce que la tarea de hacer realidad su primer largometraje se hizo mucho más fácil gracias a la experiencia de Díaz.

“Uno tiene la presión de que es la primera película pero creo que lo mejor que hice es rodearme de gente que me hicieron sentir muy seguros y confiados. Como tener a María Isabel en una película que depende de una actriz. Sino la escogía bien, todo se iba al traste”, explicó.

“Cuando la vi empezando a hacer el personaje de la forma que lo hizo, me fui tranquilizando mucho. Fue superlindo ver cómo cada día iba haciendo carne aquello que estaba en el papel. Cada día tenia un gesto nuevo, una ropa, una forma de caminar. Cuando hay una actriz tan buena, lo mejor es quedarse callado y que haga su trabajo”, concluyó.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *