En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El Fringe toma la Royal Mile para acercar sus espectáculos al visitante

El Fringe toma la Royal Mile para acercar sus espectáculos al visitante
El Fringe toma la Royal Mile para acercar sus espectáculos al visitante

Edimburgo (Reino Unido).- Músicos, malabaristas, actores y comediantes llevan sus espectáculos hasta la Royal Mile para promocionar su paso por el Fringe, el festival que hasta el 27 de agosto revoluciona la calle más icónica de Edimburgo.

Si bien pasear por el centro histórico conocido como Old Town o ciudad vieja tiene un gran encanto durante todo el año, hacerlo estos días supone literalmente “sumergirse en lo desconocido”, la propuesta que el Festival Fringe acerca a los espectadores en su presente edición.

Coros que cantan a capela, compañías de teatro llegadas desde Japón y Estados Unidos o artistas que hacen acrobacias y malabares con fuego. Todos ellos se disputan cada centímetro de la principal vía de la capital escocesa para atraer la curiosidad de los miles de turistas que la transitan a diario.

Por tratarse de los primeros días del certamen, que arrancó oficialmente el pasado viernes, muchos espectáculos ofrecen entradas a mitad de precio que pueden conseguirse en la calle, en los puntos de venta habilitados por toda la ciudad y a través de la web.

Con más de 3.500 espectáculos programados en 300 localizaciones diferentes -entre las que hay bares, iglesias, teatros y restaurantes- es fundamental que sus protagonistas asalten las calles para mostrar al indeciso visitante qué es lo que ofrecen.

Una tarea, sin embargo, que no resulta nada sencilla, como explicó a Efe Calum Battlemuch, actor de la compañía Flying High, que representa una adaptación de “La Bella y la Bestia”.

“Promocionar el espectáculo es una de las cosas más importantes del Fringe y al mismo tiempo de las más complicadas, porque todos tratan de atraer la atención de la gente que pasa, pero tú tienes que sobresalir sobre el resto. Por eso llevamos el vestuario de la obra y cantamos como lo haremos durante la representación”, afirmó.

Para este actor de Nottingham (Inglaterra), que se pone en la piel del padre de Bella, es el tercer año en el Fringe, aunque la compañía de jóvenes talentos va ya por su décima edición.

“Actuar en el Fringe es una experiencia absolutamente maravillosa. Es difícil describir con palabras lo emocionante que resulta, porque estás actuando en uno de los mayores festivales del mundo junto a muchísima gente con talento. Es verdaderamente increíble”, confesó.

A pocos metros de Battlemuch y sus compañeros, Emma Osaka, caracterizada como Gheisa, capta las miradas de los transeúntes que se acercan a pedirle una foto.

Junto a su equipo se prepara para la pequeña representación que ofrecerá a los pocos minutos. Conforman la compañía de teatro japonesa The Live Playing Theatre que, por primera vez, presenta en Edimburgo “Can you find liars here?”, una función basada en un juego de rol en la que la improvisación marca el ritmo.

“Es nuestra primera actuación en el extranjero. Es muy emocionante estar junto a profesionales de todas partes del mundo y también es una oportunidad para hacer contactos”, destacó Osaka en declaraciones a Efe.

La música a capela de sus vecinos interrumpe la conversación. De repente, donde segundos antes cantaba un grupo de artistas japoneses, hay otro elenco de músicos ingleses que promociona el musical “Out of the blue”.

Se trata de trece cantantes y bailarines, estudiantes de la Universidad de Oxford como Sean Bracebridge, que, pese a haber llevado una gira por todo el mundo, asegura que participar en el Fringe “es uno de los grandes eventos del año”.

“Es una gran oportunidad porque el dinero de nuestras entradas va íntegramente destinado al hospital infantil Helen and Douglas House de Oxford”, contó.

Como el resto de participantes, considera que la proyección que brinda este certamen es “indescriptible”.

“El ambiente en la Royal Mile es fantástico porque te permite conocer a otros grupos y el sentimiento de comunidad que se genera es increíble”, opinó Bracebridge.

Por delante quedan tres semanas para disfrutar del Fringe y de su extensa oferta de artes escénicas en casi cada esquina de Edimburgo

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *