En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El funeral del sentido común

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Hoy he querido escribir sobre el “Sentido Común”, y me atrevería a decir que lo utilizamos tan poquito, que el pobre se ha muerto de soledad.

No podemos decir exactamente cuan viejo era, pues los datos de su nacimiento han quedados olvidados con el tiempo. Pero yo les aseguro que siempre será recordado por habernos dejado lecciones muy útiles y valiosas entre ellas: “Hay que trabajar duro, para poder tener un techo propio”, “Se necesita leer un poco más cada día, eso nos ayudara a ilustrarnos”, “Saber que los pájaros que madrugan consiguen la comida necesaria”, y frases muy valiosas entre las que se encuentran: “La vida no es siempre justa”, y “Tal vez haya tenido yo la culpa”, y muchas otras más.

El mismo vivió bajo simples y eficaces consignas como: “No gastes más de lo que ganas o tienes”, y estrategias parentales confiables como: “Los adultos están a cargo, no los niños”.

La salud del sentido común comenzó a deteriorarse velozmente cuando se aplicaron algunas reglas bien intencionadas, pero demasiado ineficaces; informes sobre un niño que solo contaba con seis años y ya estaba acusado de abuso sexual por solo darle un beso a una compañerita de su escuela. Adolescentes que tuvieron que irse a registrar a otra escuela, por el simple hecho de haber denunciado a alguien que vendía drogas entre los alumnos. Y una maestra que fue suspendida por llamarle la atención a un alumno indisciplinado, o a un hijo de papa, cosa que sus padres debían, y no hacían en su casa. El Sentido Común, perdió terreno cuando los padres atacaron a los maestros, solo porque los mismos hacían el trabajo en el cual ellos fracasaron, que era el disciplinar a sus muy malcriados hijos.

Él perdió el deseo de vivir cuando los Diez Mandamientos se convirtieron en un material risible y ya casi nadie los cumplía. Cuando algunas Iglesias se convirtieron en negocios, y los criminales empezaron a recibir mejor trato en la cárcel que sus propias victimas.

Para Sentido Común, fue un golpe muy duro que uno ya no se pudiera defender de un ladrón que entrara armado a su casa, pero que el mismo ladrón pueda demandarnos por agresión y las leyes lo permitan, y que sí un policía justificadamente mataba a un ladrón que capturaba robando y este le arremetía con su arma, inmediatamente lo acusaban de asesino o de gatillo fácil, y así muchísimas más cosas que están sucediendo hoy en nuestra sociedad.

El deceso de Sentido Común, fue precedido por la defunción de sus padres, verdad y confianza; por la de su esposa discreción, la de su hija, responsabilidad, y la de su hijo respeto. Son supervivientes de esta tragedia, sus tres hermanos: conozco mis derechos, otro tiene las culpa, y soy una victima de la sociedad en que vivo.

No hubo mucha asistencia a su funeral, pues muchas personas no se enteraron de que habia partido a la Casa del Padre Celestial, pero tú si aun lo recuerdas, hónrale y háblale a tus familiares y amigos de este mensaje invítalos a que lo lean, y que se lo recomienden toda esa gente buena que lo conoció y valoró. En caso contrario únete a la mayoría y no hagas nada.

Termino con estas palabras tomadas del Salmo 11, Versículos del 5 al 7, y dice así: “El Señor examina buenos y malos y rechaza con firmeza a los violentos. Desde el cielo el Señor enviará todo su castigo a los perversos; no tendrán más que sufrimiento. En cambio, el Señor es justo y ama a los que actúan con justicia, los honestos serán sus amigos”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *