En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El futuro de Duquesa

El futuro de Duquesa
Mario Rivadulla

Después de varios reenvíos, el Tribunal Superior Administrativo dictó su fallo este pasado miércoles quitándole el control del vertedero de Duquesa a la empresa Lajún. En una bien fundamentada y extensa sentencia, el juez Rafael Vásquez basó la misma en la sólida exposición técnica que a solicitud del Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente, elaboró el destacado geólogo y ambientalista, ingeniero Osiris de León, con quien hemos mantenido frecuentes intercambios en relación al tema.

Orillando el aspecto de la debatida propiedad del terreno, la solicitud que se llevó al tribunal estuvo basada de manera exclusiva en el daño ambiental provocado por la forma ineficiente e irresponsable en que la Lajún ha venido manejando el vertedero a cielo abierto, y el consiguiente riesgo para la salud de los más de tres millones y medio de habitantes que residen en los municipios que integran el Gran Santo Domingo. Fue una estrategia correcta. Haber involucrado la titularidad de Duquesa, pese a la abrumadora evidencia de que el CEA conserva la propiedad, hubiera dilatado la solución del conflicto que era de urgencia dejar resuelto en el más breve plazo.

Esos perjuicios que han sido una constante bajo la administración de la Lajún se vieron peligrosamente agudizados a raíz de la crisis en el recibo de la basura provocada por la propia empresa, al reducir el horario de descarga de los camiones de recogida y aplicar el clásico “paso de hicotea” dentro del botadero para retrasar aún más esa labor, como elemento de presión en apoyo de su exigencia de un incremento desproporcionado en la tarifa que había estado cobrando hasta entonces por el uso del mismo.

La instancia preparada por el ingeniero de León, con debido asesoramiento jurídico, encontró irrebatible sustentación legal en las numerosas y reiteradas violaciones a las normas medio ambientales por parte de la Lajún, y aval probatorio en los antes señalados hechos, que por haber recibido amplia cobertura mediática eran del más amplio conocimiento público. Frente a esa realidad se estrella cualquier argumento a que pueda apelar la Lajún, cuyo desempeño hace que hoy sufra del más generalizado rechazo y descrédito.

Pasa ahora el vertedero a control y manejo del Ministerio de Medio Ambiente, Salud Pública y el ayuntamiento de Santo Domingo Norte con carácter temporal, hasta tanto en cuanto se dicte fallo definitivo en el recurso donde se plantea la nulidad de los contratos firmados con la Lajún. Son tantas las violaciones en que esta ha incurrido que no es de dudar una sentencia de nulidad.

Ahora bien…¿cuál debe ser el futuro del botadero de Duquesa? Lo que procede tal como ha sostenido de León de manera reiterada, es sustituir el contaminante vertedero a cielo abierto por un relleno sanitario adecuado, manejado de manera eficiente, donde además, se pueda clasificar la basura y proceder a reciclarla, tal como ahora mismo está haciéndose en el de Rafey, de Santiago, reduciendo al mínimo la contaminación y generando un sustancial beneficio económico.

El futuro de Duquesa no puede ser otro que desaparecer como vertedero a cielo abierto. El plan “Dominicana Limpia”, anunciado en días recientes, tiene como meta la desaparición de los casi cuatrocientos que existen en el país. En el caso de Duquesa para lo cual existen opciones atractivas de inversión y financiamiento, entre ellos de la JAICA, la agencia de colaboración del gobierno japonés. El Gran Domingo produce un promedio diario de cinco mil toneladas de desperdicios, que además de ser bien manejados, pueden convertirse, por vía de reciclado, en una importante fuente de ingresos.

Lo anterior sin obviar la necesidad de desarrollar una amplia y sostenida campaña de educación ciudadana, con sanciones para los infractores, a fin de que los capitaleños tomemos debida conciencia de la conveniencia de disponer de la basura en forma adecuada así como evitar el lanzamiento de desperdicios a las vías y los lugares públicos. Porque un Santo Domingo Limpio para beneficio de todos, debe ser compromiso al tiempo que motivo orgullo también para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *