En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El gas natural será menos interesante

El gas natural será menos interesante
José Báez Guerrero

La moda no sólo afecta asuntos banales como qué ropa uno se pone sino que hay asuntos que se ponen de moda y la gente acepta verdades convencionales como si fueran inamovibles. Una de esas verdades de moda es la supuesta bondad, por baratura, del gas natural.

Sin embargo, recientemente los principales productores de gas natural han acordado cambiar el indicador de referencia para fijar los precios de este combustible, indexando el valor del gas al petróleo, cuyas alzas traen vueltos locos a gobiernos e industrias que lo consumen sin producirlo.

Según he leído en publicaciones especializadas, al pasar de utilizar el indicador Nymex a la fórmula Brent x 0.12,  el precio del gas natural se incrementará de US$4 a US$13.8 por cada millón de BTU en el mercado internacional, tomando en cuenta los precios actuales.

En nuestro país el alza seguramente será mayor debido a que gracias a un monopolio mal regulado los dominicanos padecemos los costos más altos de la región para descargar, almacenar y distribuir el gas natural.

Algunos expertos creen que el gas natural que hoy cuesta entre US$11 y US$13 por millón de BTU, podría aumentar para cotizarse entre US$20 y US$24 dentro de pocos meses, dependiendo del consumo del cliente y de la zona en dónde será entregado. En otras palabras, es posible que el gas natural llegue a costar igual que el gas licuado de petróleo (GLP) y hasta más que otros combustibles líquidos.

Es una verdadera pena que esto ocurra justo cuando muchas empresas dominicanas han estando contemplando la posibilidad de lograr ahorros importantes mediante el uso de gas natural para generar energía. Su antiguo bajo precio compensaba el riesgo y el costo de almacenarlo comprimido a presiones enormes o licuado a temperaturas muy bajas, pero si su precio sube como predicen ciertos expertos, ¿valdrá la pena la inversión enorme para usar gas natural cuando su atractivo principal, que era la baratura, está esfumándose?

Ante esta noticia poco difundida, los promotores locales del gas natural brincarán para justificar las bondades de este producto, y si se considera sólo su impacto ambiental quizás tengan razón. Pero los mercados siempre corrigen las rarezas o anomalías de precios y aparentemente la época del gas natural como alternativa barata ha llegado a su fin. Quienes no aprovecharon el momento han llegado tarde a la fiesta…

 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *