SANTO DOMINGO, República Dominicana.- A casi un año de la desaparición de Randy Vizcaíno de un destacamento policial, el caso sigue en una nebulosa y es como si se lo hubiese tragado la tierra.

Pese a que la investigación se encuentra en manos de la Procuraduría General de la República, el único levantamiento que existe hasta el momento es el realizado por los miembros de la policía, precisamente la institución que tenía en custodia a Vizcaíno justo antes de desaparecer.

Larespuesta da la Unidad de Derechos Humanos de la Procuraduría a una solicitud del Embajador Representante Permanente del país ante la Organización de las Naciones Unidas en torno a esta desaparición.

Tras una espera de por lo menos dos semanas para lograr una entrevista con la Unidad de Derechos Humanos de la Procuraduría, el coordinador nacional de protección y atención al ciudadano de esa entidad, Álvaro Caamaño, nos manifestó que no podrían conceder la entrevista por instrucciones del Procurador Francisco Domínguez Brito, ya que la investigación aún no concluye.

El presidente de la comisión permanente de Interior y policía de la cámara de diputados espera que en una próxima reunión con el jefe de la policía poder recibir información más acabada sobre la investigación. Dicho encuentro aún no tiene fecha prevista.