Pero mientras que en la zona de Constanza, provincia de La Vega los aprestos de desalojo para el 29 de este mes comienzan a percibirse, en la parte del pulmón ecológico perteneciente a San José de Ocoa, que viene a ser la otra cara de Valle Nuevo, la resolución de Medio Ambiente es apenas un vago rumor entre sus moradores.

CONSTANZA, República Dominicana.- A dos semanas de cumplirse el plazo otorgado a los productores agrícolas y otros ocupantes del Parque Nacional de Valle Nuevo para que abandonen esa área protegida,  en zonas ubicadas en una  extensión aproximada de 900 kilómetros cuadrados, la explotación intensiva de la agricultura continúa al ritmo que ha provocado la alarma de autoridades y ambientalistas en los últimos años.

Pero mientras que en la zona de Constanza, provincia  de La Vega los aprestos de desalojo para el 29 de este mes comienzan a percibirse, en la parte del pulmón ecológico perteneciente a San José de Ocoa, que viene a ser la otra cara de Valle Nuevo,  la resolución de Medio Ambiente es apenas un vago rumor entre sus moradores.

Mientras se acerca la Hora Cero para el cumplimiento de la Orden de Desalojo del Parque Nacional de Valle Nuevo no falta entre los propietarios del lado perteneciente al municipio de Constanza quienes aleguen un trato selectivo con la medida, exigiendo el principio de la igualdad ante la ley de todos los dominicanos.