SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La falta de disponibilidad de la documentación que respalde transacciones financieras que involucran hasta mil millones de pesos es una de las observaciones reflejadas en las auditorías realizadas a la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana y a la Empresa de Transmisión Eléctrica en 2009 y 2010.

Los auditores independientes Grant Thornton, RD, tuvieron que abstenerse de emitir una opinión de los estados financieros de las entidades. Lo que también ocurrió con la auditoría realizada por KPMG Dominicana, a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales.

[jwplayer mediaid="301997"]

[jwplayer mediaid="302127"]

La Cámara de Cuentas ordenó remitir el informe a la CDEEE  y al Contralor General de la República  para que proceda con las medidas pertinentes en ocasión del dictamen de abstención, donde se expresa que no fueron observadas las disposiciones legales, reglamentarias y normativas de cumplimiento obligatorio en materia de contabilidad gubernamental.  

Mientras que en los casos de ETED y EGEHID además deben ser remitidas a la Dirección de Ética e Integridad Gubernamental.