SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los constantes conflictos por una supuesta mala aplicación de la norma jurídica, alegadas vejaciones, maltratos, humillaciones y manifestaciones de odio en contra del Ministerio Público, han provocado que todos los fiscales de Samaná recusen a los tres jueces que componen el Tribunal Colegiado de esa provincia. Tal parece que trabajan como “Enemigos en el Tribunal.”

El desacuerdo ha llegado hasta la inspectoría de la Suprema Corte de Justicia, aquí en La capital e incluye denuncias de por lo menos media docena de casos.

[jwplayer mediaid="312421"]

[jwplayer mediaid="312423"]

La inspectoría de la Suprema Corte de Justicia todavía tiene como tarea pendiente decidir sobre esta recusación en contra del Tribunal colegiado completo. Muchos de los casos decididos por este tribunal fueron apelados y se ordenaron nuevos juicios, otros aún están pendientes de fallo.