SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Como una especie de ola de niños desaparecidos, golpeó al país entre junio y octubre del año pasado. Entre las víctimas esta una menor de La Caleta, cuya suerte sigue siendo un enigma.

Dos familias, un mismo dilema, sus hijos menores de edad, desaparecidos desde hace un año y las investigaciones parecen estar en limbo.

Desde hace un año, cargan con la cruz de no saber cuál ha sido el destino de sus hijos, quienes desaparecieron de los alrededores de sus barriadas sin dejar rastro alguno.

Los padres de Yodalis Luciano y Wilfredo De La Cruz, no han podido despertar de la pesadilla, la incertidumbre se agudiza cada vez que tocan las puertas de las autoridades, quienes no han dado al traste con las investigaciones que parecen estar estancadas en el tiempo.