SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El fraude del Baninter, develado hace 12 años, no solo es el más grande en la historia del país, sino el quinto en el mundo. Dada la trascendencia y el costo  que ha supuesto para el pueblo dominicano el  colapso de esta institución financiera en 2003, el informe decidió establecer  la realidad en la que se encuentran los bienes liquidados.

Esta noche les presentamos nuestra investigación que inició en diciembre del año pasado con el primer requerimiento de información al Banco Central.  La misma entidad nos sugirió completar aquellos datos que estimáramos necesarios, con la Comisión  Liquidadora. Eso también lo hicimos, documentando cuánto pudo ser recuperado de los activos de Baninter y qué se hizo con ellos.

Nuestra investigación también revela el valor tasado de buena parte de los bienes, que en muchos casos, fueron vendidos por debajo de este precio.

A pesar de que la ley monetaria y financiera en su artículo 64 letra c, establece un tope de garantía hasta RD$500, las autoridades pagaron todos los depósitos a los ahorrantes de Baninter para evitar, según alegaron,  un colapso sistémico de los bancos.

A raíz de estos desembolsos el Banco Central afecto su patrimonio, por lo que en 2007 se aprobó una ley de recapitalización que obliga al Estado a consignar en el presupuesto una partida para el Banco Central.

Los condenados por el desfalco a Baninter ya están  fuera de las rejas sin embargo el Estado dominicano no ha salido de la prisión que generaron sus acciones.