Toca a las autoridades del Ministerio de Educación, así como a todos los estamentos que tienen que ver con la organización transparente de la nómina, buscar correctivos a lo que se observa en el distrito educativo 12-04 de Miches, que aparenta ser un mayúsculo desorden.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los distritos educativos que funcionan en los municipios de todo el país son considerados como organismos fundamentales para la descentralización y la agilización de los procesos burocráticos de la educación estatal. Pero cada vez es más frecuente la percepción de que muchos de esos departamentos han sido tomados como plataforma para el despilfarro de los fondos públicos, sobre todo después que entró en vigencia la ley que otorga un cuatro por ciento de los ingresos nacionales a la educación pública.

Esta vez nos trasladamos al municipio de Miches, en el extremo Oriental del país, donde comprobamos denuncias sobre evidentes distorsiones en las nóminas de su distrito escolar, cuyo descontrol admiten hasta las propias autoridades locales de educación.

Toca a las autoridades del Ministerio de Educación, así como a todos los estamentos  que tienen que ver con la organización transparente de la nómina, buscar correctivos a lo que se observa en el distrito educativo 12-04 de Miches, que aparenta ser un mayúsculo desorden.