Con el inicio de los trabajos de modernos rellenos sanitarios y lo que finalmente serán estaciones de transferencia de desechos sólidos en seis puntos del país, han mejorado los olores nauseabundos de la basura.


Lo que aparentemente no huele bien es el proceso de licitación para la construcción de la segunda etapa.


¿Comenzaron por lo menos una de las obras antes de lanzar la convocatoria para la adjudicación del proyecto?


¿Qué muestran las imágenes aéreas, los planos y que revelan los testimonios de empleados?


¿Y qué explicaciones dan desde la Dirección de Proyectos Estratégicos y Especiales de la Presidencia, PROPEEP, que encabeza los proyectos?


A El Informe llegaron denuncias de que no todo despedía olores agradables en la reconversión de los tradicionales vertederos de basura a modernos rellenos sanitarios, así como la construcción de lo que serán centros de transferencia de desechos en Higüey, Samaná, Las Terrenas, Nagua y Haina.