El caso de un hombre acusado de la muerte de una trabajadora sexual y la agresión de otra, hechos ocurridos el mismo día el 27 de marzo, abre la puerta a los testimonios de más de media docena de mujeres que dicen también haber sido agredidas por la misma persona.


Igualmente da un rayo de esperanza a una madre que desde hace año y medio busca a su hija desaparecida. ¿Qué tienen en un común todos los casos y cuál era el modus operandi?


Dickson Rivas se encuentra cumpliendo tres meses de prisión preventiva, en Najayo Hombres. Aunque en ocasiones manejaba cantidades dinero que le permitían jugar en casinos y gastar miles de pesos en trabajadoras sexuales, no tenía un empleo conocido, pues meses atrás había renunciado del call center donde laboraba.