Con una positividad en aumento que ronda ya el 17% en las ultimas cuatro semanas y los hospitales y clínicas en el Gran Santo Domingo abarrotados, especialmente las unidades de cuidados intensivos, donde este lunes la ocupación se sitúa en un 77 por ciento a nivel nacional, aunque en el Distrito Nacional la cifra se eleva a 87 por ciento, las escenas de dolor se repiten en diferentes centros de salud.


Sumidos en un luto interminable se encuentran decenas de familias que han perdido a sus seres queridos en este rebrote que muchos consideran una tercera ola del Covid-19.


¿Qué encontró El Informe al pasar días completos en dos hospitales de la capital y cómo se comparan las cifras de fallecidos por el virus que reportan estos centros a Salud Pública con lo que revelan los boletines diarios?


Epidemiólogos dicen a El Informe que los reportes a tiempo permiten tomar las medidas que el momento demanda tales como cercos epidemiológicos y rastreos de contactos, para así evitar mayores contagios y el aumento de muertes. Añaden que la deficiencia del sistema resulta en la falta de acciones rápidas por parte de las autoridades.


Por cierto Juan David, el bebe de Edelyn sigue en estado crítico, en las últimas horas se ha mantenido estable pero sus condiciones son de sumo cuidado. Hasta el momento recibe alimentación parenteral, es decir por las venas.