Un barco de irregularidades parece haber anclado en Autoridad Portuaria entre los años 2016 y 2020, según una auditoría realizada por la Contraloría General de la República.


El Informe tuvo acceso en exclusiva al documento que revela malas prácticas que van desde nominillas, consumos excesivos con tarjetas de crédito corporativas, evasión fiscal, sustracción de vehículos y armas de fuego, contratos millonarios sin licitación y otras anomalías que presuntamente alcanzan los 500 millones de pesos.


13 puertos, repartidos por todo el país. En la Capital, el Multimodal Caucedo, Haina, Azua, Barahona, Manzanillo, San Pedro de Macorís, La Romana, Cabo Rojo, Bahía de Maimón, Samaná y Puerto Plata.


Aguas turbias y una carga muy pesada, supuestamente repleta de corrupción… que según las investigaciones realizadas por la Contraloría General de la República, recae sobre la gestión anterior.