Deshabitados, destruidos, arrendados muy por debajo del precio del mercado o en manos de desconocidos, así se encuentran los bienes tutelados por la Oficina de Custodia y Administración de Bienes Incautados y Decomisados.


Desde hace ocho meses las nuevas autoridades buscan inventariar las propiedades, muebles e inmuebles, muchas de las cuales parecen estar sin dolientes, pues ni siquiera figuran en la lista entregada como archivo de la institución. Dos de estos inmuebles son los apartamentos de José David Figueroa Agosto a los cuales el Informe tuvo acceso.


Los bienes incautados en manos de la Procuraduría General bajo el control de la  Dirección de Custodia y Administración están bajo evaluación, según informo el Ministerio Público a El Informe, añadiendo que evalúan su estatus jurídico y la condición de estos.


En manos de dicha dirección se encuentran casi 1000 inmuebles, 20 aeronaves y 3 helicópteros, más de 2 mil vehículos entre autos y motores, unas 120 embarcaciones, y unos 1,500 animales como ganado y cerdos, entre otros.