SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Poder costear sus tratamientos médicos se ha convertido en el sueño tronchado de más de medio centenar de empleados del Ayuntamiento de Santo Domingo Norte, que fueron sacados de la nómina de personal fijo, tras recibir licencia médica permanente, debido a las enfermedades crónicas que padecen.

Ocho años de clamor, al parecer no han sido suficientes, frente a un cabildo que permanece de oídos sordos, a pesar de que varias resoluciones y sentencias judiciales han ordenado que este personal sea reincorporado, a fin de que reciban los beneficios que por ley le corresponden y que podrían salvar sus vidas. 

[jwplayer mediaid="300582"]

Además de las resoluciones  del consejo de regidores que le favorecen y las batallas ganadas en los tribunales, el grupo de empleados afectados inició una nueva lucha en la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa, donde ya interpusieron una querella.

En tanto, que el Consultor jurídico del Ayuntamiento de Santo Domingo Norte dijo que para resolver el problema antes de que finalice este año, podrían contemplar la reformulación del presupuesto actual.