SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Tras dormir un sueño de varios años en el congreso y luego de ser promulgada en agosto pasado, la Ley de Declaración Jurada aún sigue sin reglamento.

Desde la sociedad civil y la propia Cámara de Cuentas son constantes las quejas por la cantidad de funcionarios que aún no han hecho sus declaraciones, pero las respectivas sanciones aun parecen estar lejos de aplicarse especialmente cuando está en duda de quién está trabando en el reglamento para que se pueda aplicar dicha ley.

Aun cuando no se ha emitido el reglamento de la Ley de Declaración Jurada de Patrimonio, en el senado se trabaja en la ley de control y fiscalización que busca dotar al congreso nacional de una efectiva capacidad de control de los demás poderes del Estado.

Entre tanto entidades de la sociedad civil reclaman la entrada en vigencia de la ley que obliga a los funcionarios entrantes y salientes a declarar su patrimonio.