SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Tres menores violadas, una madre que clama justicia y un imputado que niega cualquier vinculación al hecho, es el caso que acapara la atención de San Pedro de Macorís.

Maribel Rincón acusa a su expareja Berkis Daniel Ramírez Pión de abusar sexualmente de sus hijas cuando tenían ocho, 15 y 16 años de edad. Estando prófugo de la justicia el imputado conversó con El Informe. Negó cualquier vinculación al hecho. Se considera una víctima y lamentó que Rincón haya llegado a su vida.

[jwplayer mediaid="308250"]

[jwplayer mediaid="308257"]

El Código Penal Dominicana establece que la violación será castigada con reclusión de diez a veinte años y multa de cien mil a doscientos mil pesos cuando haya sido cometida en perjuicio de una persona particularmente vulnerable en razón de su estado de gravidez, invalidez o de una discapacidad física o mental