SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Segura de haber encontrado un padre para su hija, jamás imaginó que la exponía a la boca del lobo: un padrastro que por más de dos años abusó sexualmente de la menor que actualmente tiene 12.

Una grabación delató los atropellos e insinuaciones sexuales que finalmente revelaron el abuso. Posteriormente la niña dio su testimonio. A pesar de que las pruebas presentadas, un tribunal ordenó la libertad de este hombre sólo tres meses después de haberse denunciado el hecho.

[jwplayer mediaid="264076"]

[jwplayer mediaid="264078"]

El Código Penal Dominicano establece hasta 20 años de cárcel para los culpables del delito de incesto.

De su lado, la madre de la víctima asegura que desde el miércoles pasado, las autoridades la tienen como una bola de pin pon en lo que refiere a la orden de protección, ya que cuando va al Primer Juzgado de la Instrucción la envían a la Unidad de Atención y Prevención, donde le aseguran que la orden debe ser emitida en dicho tribunal.

La audiencia preliminar está pautada para el 26 de marzo