SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Mientras que las autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) reclaman un presupuesto más alto e incrementan las tarifas, el dinero parece tirarse al aire cuando de energía eléctrica se trata.

Solo basta con pasar por el principal recinto universitario aquí en la capital a altas horas de la noche para comprobar que solo al que paga le duelen los chelitos.

El rector de la UASD asegura que el dinero no da, los estudiantes juran que sobra y que hay botellas y despilfarro.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/09/UASD-LUZ.flv /]

Ver en dispositivo moviles

Iniciamos con el edificio administrativo, oficinas de arriba abajo prendidas, como si la electricidad fuera gratis.

Como si fuera poco, el edificio cuenta con una espectacular iluminación de exterior, como si esperara la celebración de una gran fiesta.

El recién inaugurado comedor, que tampoco esta en funcionamiento, también lo encontramos encendido de extremo a extremo. Brilla la ausencia de un alma que justifiquen las luces.

Y es que la Biblioteca Pedro Mir tampoco se queda atrás, ventana tras ventana dan cuenta que el contador de la electricidad corre sin limites