En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El lado oscuro…

El lado oscuro…
Juan Taveras Hernández

“El lado oscuro de la Sun Land” es el título de un libro que acaba de publicar el economista y matemático Jaime Aristy Escuder. Se trata de una obra de singular importancia que todos los ciudadanos  deben leer para entender como, violando la Constitución de la República, y cualquier precepto ético y moral, a la vista de todos, un grupo de bandoleros atrincherados en el Palacio Nacional se robaron 130 millones de pesos,  que el país tuvo que pagar dos veces.

Si, el país pagó dos veces el préstamo de la Sun Land porque el dinero fue a parar a una cuenta de Félix Bautista en el extranjero, como está debidamente documentado en el  libro, donde aparecen las copias de las transferencias. Luego, las obras que supuestamente se construirían con los 130 millones de dólares, se pagaron con los fondos de la Oficina Supervisora de Obras del Estado que dirigía el señor Bautista.

Andrés L. Mateo, que tuvo a cargo la presentación, dijo que “el libro “El lado oscuro de la SunLand” es una cartografía minuciosa de uno de los casos de corrupción más sonados de la historia reciente del pueblo dominicano, y lo recorremos con asombro asociándolo sin remedio a toda la tradición del autoritarismo que hemos vivido. Minucioso, empinándose sobre la profusa base documental en que se sustenta, el autor desbroza todos los entuertos con que se quisieron ocultar los hechos, y deja al desnudo la sucia madeja de la conspiración del silencio. Al final, los lectores terminan apoderándose de la verdad: el caso “SunLand” es el más emblemático de los hechos de corrupción de los gobiernos de Leonel Fernández, el más arriesgado, el más cínicamente negado, y el que más daño ha hecho a las posibilidades de institucionalización de nuestro país”.

La lectura del libro de Jaime indigna, da rabia y estupor. La impotencia se apodera lentamente del lector al ver como una gavilla, enquistada en el poder, se robó, ante los ojos de todos, con la complicidad y el silencio de muchos, casi diez mil millones de pesos (al pagar el Estado dos veces el préstamo), impunemente.

Indigna el descaro, la falta de principios, de escrúpulos y de valores éticos- morales de cualquier otra índole, en la medida que vamos leyendo este formidable libro que Jaime Aristy Escuder, en un gesto cojonudo que tanta falta hace hoy día, puso a circular el pasado jueves.

El laureado escritor Andrés L. Mateo, columna moral del país,  dijo con razón,  que desde la muerte de Trujillo hasta nuestros días en todos los gobiernos ha habido corrupción, pero en ninguno como en los del Partido de la Liberación Dominicana. Con Leonel Fernández  el país pasa de “la corrupción a la hipercorrupción”. De la corrupción a la mega corrupción.

Creo que el acto de circulación del libro “El lado oscuro de la SunLank”, debió hacerse en el Palacio de Justicia como denuncia querella contra el presidente Leonel Fernández, Félix Bautista y demás implicado en un desfalco millonario contra el Estado dominicano.

“El lado oscuro de la SunLand” se aclara leyendo el libro de Jaime que contó con la colaboración del abogado intelectual José Alejandro Ayudo, autor del  prologo, y de su padre, el periodista y poeta, miembro prominente del Comité Central de Mi Cariño, Juan José Ayuso.

Si usted quiere “encojonarse”, si quiere que la rabia lo asalte casi hasta el infarto, si quiere indignarse hasta llorar, si quiere ver cómo nos han estado robando nuestro dinero, si quiere ver como se roban nuestros impuestos, si quiere ver como la impunidad y la complicidad se han unido para evitar que la justicia alcance a los responsables del saqueo, que cada día son más, no deje de leer el libro “El lado oscuro de la SunLand”. ¡Se lo recomiendo!

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *