En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El papa dice que "el Señor no quiere la muerte del malvado, sino perdonarlo"

El papa dice que
El papa dice que "el Señor no quiere la muerte del malvado, sino perdonarlo"

Benedicto XVI.

Ciudad del Vaticano.- Benedicto XVI dijo este miércoles que “el Señor no quiere la muerte del malvado, sino que se convierta y viva, su deseo es siempre el de perdonar, salvar, dar vida y transformar el mal en bien”.

Benedicto XVI abordó hoy en la tradicional audiencia de los miércoles la intercesión del patriarca Abraham ante Dios por las ciudades de Sodoma y Gomorra donde, según el Libro del Génesis, “la maldad de sus habitantes había alcanzado el culmen”.

Dios reveló a Abraham que estaba por destruir las ciudades pecadoras “haciéndole saber la gravedad del mal y sus terribles consecuencias”, dijo el papa.

Abraham ofreció el primer ejemplo de oración al interceder ante Dios, agregó el Obispo de Roma.

El patriarca -refirió el papa- medió ante Dios y le dijo que era necesario evitar una justicia sumaria con este argumento: “si la ciudad es culpable, es justo condenar su delito e infligir la pena, pero sería injusto castigar de modo indiscriminado a todos los habitantes”.

Pero Abraham no se limitó a pedir la salvación de los inocentes y pidió el perdón para toda Sodoma y Gomorra apelando a la justicia de Dios, una justicia divina.

Para Abraham, según Ratzinger, “no se puede tratar a los inocentes como a los culpables, eso sería injusto, es necesario en cambio tratar a los culpables como a los inocentes, poniendo una justicia superior, ofreciéndoles una posibilidad de salvación porque si aceptan el perdón de Dios y confiesan la culpa se convertirán también ellos en justos, sin necesidad de ser castigados”.

Con este pensamiento -continuó el papa-, “Abraham expone una nueva idea de justicia, no la que se limita a castigar a los culpables, como hacen los hombres, sino una justicia distinta, divina, que busca el bien y lo crea a través del perdón que transforma al pecador, lo convierte y lo salva”.

La insistencia de Abraham de que había inocentes en las ciudades bíblicas, significa para el papa que “dentro de la realidad enferma debe haber aquel germen del bien que puede sanar y generar la vida”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *