En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El Papa Francisco agradece "la santidad florecida" en Perú

El Papa Francisco agradece
El Papa Francisco agradece "la santidad florecida" en Perú

LIMA.-El Papa Francisco agradeció hoy la “santidad florecida” en Perú durante la oración que hizo en la Catedral de Lima ante las reliquias de cinco santos elevados a los altares en territorio peruano, entre ellos Santa Rosa y San Martín de Porres.

“Te damos gracias por los dones que has obrado en nuestra iglesia de Lima”, señaló el papa durante la oración, en la que mencionó que la iglesia arquidiocesana fue “fecundada por el trabajo apostólico de santo Toribio de Mogrovejo”.

Agregó que fue “engrandecida por la oración, penitencia y caridad de Santa Rosa de Lima y san Martín de Porres; adornada por el celo misionero de san Francisco Solano y el servicio humilde de san Juan Macías”.

Francisco participó en esta ceremonia de homenaje a los santos peruanos, a los que ha mencionado constantemente desde que el año pasado oficializó su visita a Perú, como reconocimiento al fervor que han inspirado desde hace más de 300 años en territorio peruano.

El papa dijo que la religión católica también fue “bendecida por el testimonio de vida cristiana de otros hermanos fieles al Evangelio” y, tras agradecer su “acción en nuestra historia” suplicó “ser fiel a la herencia recibida”.

“Ayúdanos a ser iglesia en salida, acercándonos a todos, en especial a los menos favorecidos, enséñanos a ser discípulos misioneros de Jesucristo, el Señor de los Milagros, viviendo el amor, buscando la unidad y practicando la misericordia”, invocó.

El pontífice pidió, finalmente, ser protegidos “por la intercesión de Nuestra Señora de la Evangelización” para que los católicos vivan y anuncien “al mundo el gozo del Evangelio”.

Isabel Flores de Oliva se convirtió en Santa Rosa de Lima, y la primera santa de América, el 12 de abril de 1671, más de 50 años después de su muerte a los 31 años de edad, y desde entonces cada 30 de agosto los fieles acuden a su santuario en el centro histórico para pedir que les cumpla un deseo.

A su vez, San Martín de Porres, nacido en Lima en 1579, fue un mulato, de padre español y madre negra panameña, que era el portero y barrendero en el Convento de los Dominicos que, además de su devoción por ayudar a los enfermos y pobres, tuvo en vida gran fama de milagrero.

Se sabe que el papa Francisco tiene una especial devoción por “el santo de la escoba”, como se conoce a San Martín, y guarda una imagen del santo, fallecido en 1639 y canonizado por el papa Juan XXIII en 1962.

Santo Toribio de Mogrovejo nació en 1538 en España, donde estudió leyes antes de ser ordenado diácono, sacerdote y consagrado obispo en una misma ceremonia en la catedral de Sevilla para ser enviado a Lima como arzobispo por el rey Felipe II.

En Perú, estuvo a cargo de organizar la Iglesia católica en el entonces virreinato con la aplicación del concilio de Trento, y organizó el tercer concilio limense que produjo los catecismos en los idiomas nativos de quechua y aimara en 1582, y murió en Zaña, al norte del país, en 1606.

San Juan Macías fue un fraile dominico, amigo personal de San Martín, nacido en Extremadura, España, en 1585, que llegó a Lima para cuidar ganado a la ribera del río Rímac.

Igualmente asceta y además misionero fue San Francisco Solano, nacido en España en 1549 y muerto en Lima en 1610, quien se dedicó a predicar en Lima tras evangelizar como fraile franciscano en pueblos indígenas y colonos españoles, desde el Chaco paraguayo, al Río de la Plata en Uruguay, y a Santa Fe y Córdoba en Argentina.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *