x

El Papa Francisco se une al dolor por la muerte de 40 migrantes en Panamá

"su santidad Francisco se une al dolor de los familiares y amigos de los difuntos y pide por la pronta recuperación de los lesionados"

Imagen sin descripción

Roma.- El papa Francisco expresó este jueves su «tristeza» por el accidente de un autobús en el que murieron 40 migrantes que cruzaban Panamá y se unió «al dolor de los familiares y amigos de los difuntos».

«El santo padre ha recibido con profunda tristeza la noticia del accidente de un autobús, ocurrido en la zona de Gualaca, en el que han perdido la vida varios migrantes y otros se encuentran heridos», señala un telegrama enviado por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.

El mensaje, redactado en español y dirigido al cardenal José Luis Lacunza, obispo de la ciudad panameña de David, añade: «su santidad Francisco se une al dolor de los familiares y amigos de los difuntos y pide por la pronta recuperación de los lesionados».

«Mientras imparte de corazón la confortadora bendición apostólica, como signo de esperanza en el señor resucitado», concluye.

Las autoridades de Panamá elevaron este jueves a 40 la cifra de muertos, entre ellos niños, en el accidente de un autobús que llevaba este miércoles migrantes irregulares hacia un albergue situado cerca de la frontera con Costa Rica.

En el accidente, ocurrido alrededor de las 04.00 hora local (09.00 GMT) en Gualaca, un área de la provincia occidental de Chiriquí situada a unos 450 kilómetros de la capital panameña, resultaron heridas más de 20 personas, según las autoridades.

Las autoridades de Panamá no han informado públicamente de la edad ni nacionalidad de los fallecidos, que se presume sean en su mayoría migrantes en tránsito hacia Norteamérica.

La subdirectora del Servicio Nacional de Migración (SNM), María Isabel Saravia, dijo en una conferencia de prensa que entre los fallecidos hay niños – viajaban 20 menores en el autobús – así como un ciudadano panameño que era uno de los dos conductores.

De acuerdo con la versión disponible y verificada por las autoridades, el conductor del autobús se pasó la entrada del albergue de Gualaca y, al dar la vuelta, perdió el control del vehículo, chocó al menos con un objeto fijo y se precipitó por un barranco.

Se trata del peor accidente de este tipo registrado en Panamá en más de 50 años.

Comenta con facebook