En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El papa pide a los obispos servir a Cristo en las favelas y en las "villas miseria"

El papa pide a los obispos servir a Cristo en las favelas y en las
El papa pide a los obispos servir a Cristo en las favelas y en las "villas miseria"

Papa FranciscoRIO DE JANEIRO.- El papa Francisco afirmó este sábado en Río de Janeiro ante un millar de obispos y centenares de sacerdotes que es en las favelas, en los “cantegriles” (nombre que se da en Uruguay a los barrios de chabolas) y en las “villas miseria” donde tienen que ir a buscar y servir a Cristo.

“No podemos quedarnos enclaustrados en la parroquia, en nuestra comunidad, cuando tantas personas están esperando el Evangelio”, subrayó Francisco durante la misa que oficia en la catedral de Río de Janeiro.

El papa exhortó a los prelados, sacerdotes, seminaristas y religiosos que hay que anuncia el Evangelio a los jóvenes para que encuentren a Cristo y se conviertan en constructores de un mundo más fraterno.

Francisco se refirió a la vocación religiosa y echó mano de una frase de la beata madre Teresa de Calcuta que afirmó: “Debemos estar muy orgullosos de nuestra vocación, ya que nos da la oportunidad de servir a Cristo en los pobres”.

“Es en las favelas, en los cantegriles, en las villas miseria donde hay que ir a buscar y servir a Cristo. Debemos ir a ellos como el sacerdote se acerca al altar: con alegría”, manifestó el papa, recordando a la monja que consagró su vida a servir a los más pobres de los pobres.

La misa se enmarca en los actos de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y en ese contexto dijo a los obispos y sacerdotes que tienen el compromiso de ayudar a los jóvenes a que “arda en sus corazones el deseo de ser misioneros de Jesús”.

Agregó que muchos muchachos podrán sentirse un poco asustados ante esa invitación, pensando que ser misioneros significa abandonar su país, la familia y los amigos y recordó que su sueño era ir de misionero a Japón, pero que Dios le mostró que su misión estaba en su tierra.

“Ayudemos a los jóvenes a darse cuenta de que ser discípulos misioneros es una consecuencia de ser bautizados, es parte esencial del ser cristiano, y que el primer lugar donde se ha de evangelizar es la propia casa, el ambiente de estudio o de trabajo, la familia y los amigos”, señaló.

Francisco pidió que no se escatimen esfuerzos en la formación de los jóvenes y que sean educados en la misión, es decir a salir a ponerse en marcha, como hizo Jesús con sus discípulos, que “no los mantuvo pegados a él como una gallina con sus polluelos, los envió”.

“No podemos quedarnos enclaustrados en la parroquia, en nuestra comunidad, cuando tantas personas están esperando el Evangelio. No es un simple abrir la puerta para acoger, sino salir por ella para buscar y encontrar. Pensemos con decisión en la pastoral desde la periferia, comenzando por los que están más alejados, los que no suelen frecuentar la parroquia. También ellos están invitados a la mesa del Señor”, aseguró.

Francisco denunció de nuevo la cultura de la exclusión, la “cultura del descarte” que se está abriendo en la sociedad actual, en la que no lugar, dijo, “para el anciano ni para el hijo no deseado y no hay tiempo para detenerse con aquel pobre a la vera del camino”.

“A veces parece que, para algunos, las relaciones humanas estén reguladas por dos ‘dogmas’: la eficiencia y el pragmatismo. Queridos obispos, sacerdotes, religiosos y seminaristas, tengan el valor de ir contracorriente. El encuentro y la acogida de todos, la solidaridad y la fraternidad, son los elementos que hacen nuestra civilización verdaderamente humana”, destacó.

Tras la misa, Francisco se reunirá en el Teatro Municipal de Río de Janeiro con la clase dirigente de Brasil.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *