En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El papa regresó a Roma tras su viaje a Corea del Sur

El papa regresó a Roma tras su viaje a Corea del Sur
El papa regresó a Roma tras su viaje a Corea del Sur

236xNx240_38401_papaencorea.jpg.pagespeed.ic.7f39Ha_o5IROMA.- El papa Francisco regresó hoy a Roma después de su viaje de cinco días a Corea del Sur, donde se encontró con los jóvenes asiáticos, beatificó a 124 mártires coreanos y lanzó un llamamiento para la reconciliación del país.

El avión en el que viajaba el papa, un Boeing 777 de la compañía Korean Airlines, aterrizó en el aeropuerto romano de Ciampino a las 17:54 (15:54 GMT) tras más de once horas de vuelo, nueve mil kilómetros recorridos y sobrevolar Corea, Mongolia, China, Rusia, Bielorrusia, Polonia, Eslovaquia, Austria, Eslovenia y Croacia.

Durante el vuelo, como es tradicional, el papa envió un telegrama a las autoridades de los países que sobrevolaba y de nuevo mandó un mensaje, al igual que a la ida, al presidente de China, Xi Jinping, en la que renovaba al mandatario y a todos el pueblo chino sus mejores deseos e invocaba bendiciones divinas.

Era la primera vez que un papa sobrevolaba el espacio aéreo de la República Popular China, así como ha sido significativa la presencia por primera vez de una delegación oficial de jóvenes chinos en los encuentros que ha tenido el papa con motivo de la Jornada Asiática de la Juventud en Corea.

Su último acto en Corea fue la invocación de paz y reconciliación para la dividida península coreana desde la catedral de Myeong-dong, en Seúl.

Durante su visita, el papa participó en la Jornada de la Juventud Asiática (JJA), que congregó a 6.000 jóvenes católicos del continente, y beatificó a 124 mártires coreanos en una multitudinaria ceremonia frente a cientos de miles de personas en la céntrica plaza de Gwangwhamun en Seúl.

Francisco insistió en sus discursos y homilías en la necesidad de ayudar a los más necesitados, y también lanzó críticas contra el materialismo y la “idolatría de la riqueza” en los tiempos actuales.

Asimismo, apostó por avanzar en el diálogo entre el Vaticano y los países asiáticos con los que no mantiene relaciones diplomáticas, lo que se interpretó como una mano tendida al Gobierno chino de Xi Jinping.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *