En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El peligro de la unanimidad

Miguel Guerrero.

A propósito de la incesante búsqueda de consenso, varias veces he escrito en los últimos años sobre el peligro de la unanimidad. Advertía que el país necesita voces independientes capaces de ofrecer enfoques imparciales o por lo menos diferentes de la problemática económica y social. La gente vive hastiada de las versiones “oficiales”, las que no siempre provienen del sector gubernamental. Por lo regular, el tratamiento de los problemas nacionales por parte de la oposición política, resulta por igual decepcionante.

De ahí la importancia de que prevalezcan voces independientes, individuos  e instituciones decididos a hacerse escuchar  por encima de la pobreza que envuelve muchas veces el debate de los problemas nacionales. Y sobre todo capaces de rechazar instintivamente la tendencia a caer en la unanimidad que tanto daño le ha hecho al país, por el miedo natural de la gente a quedar al margen o a marchar en contra de la dirección en que soplan los vientos de su época.

El derecho a la crítica es uno de los fundamentos básicos del sistema democrático. Buena parte de esta sociedad no ha entendido la importancia de ese derecho en el fortalecimiento de las instituciones y la consolidación de las libertades civiles. Tal vez ignora esa parte de nuestra población, que no se deja oír, que los pueblos o sociedades que perdieron ese derecho comenzaron renunciando voluntariamente a ella. La libertad muere si no se ejerce. La experiencia nos enseña que la libertad se sustenta no sólo en leyes y textos constitucionales. La tradición juega también un papel de primer orden y la tradición en materia  democrática no es más que el ejercicio de la crítica.

Nada le hace tanto daño  a la voluntad y al espíritu de un pueblo que el consentimiento general. Prestemos atención por tanto a todo aquel dispuesto a decir no, cuando el resto dice sí, aunque pueda estar equivocado.

[email protected]
@GuerreroMiguele

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *