En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El talento español participa en la primera "Mostra" virtual

El talento español participa en la primera
El talento español participa en la primera "Mostra" virtual

VENECIA, Italia.- Los españoles Nicolás Alcalá, Josema Roig y Rafael Pavón tienen el privilegio de competir en el primer concurso de realidad virtual de la “Mostra” de Venecia, con una tecnologíaen sus albores pero que, auguran, tiene mucho futuro.

Roig (Valencia, 1984) compite en el festival de Venecia con “The Argos Files”, “básicamente una historia de detectives” interactiva basada en un futuro en el que la población tiene implantado un sistema tecnológico en el que acumulan sus recuerdos, explica a Efe.

El espectador, con su visor de realidad virtual, está invitado a revivir los últimos cinco minutos de vida de una persona asesinada con el objetivo de recabar pistas y averiguar quién fue el asesino y qué le llevó a cometer el crimen.

Por su parte, Nicolás Alcalá (Madrid, 1987) ha presentado “Melita”, un corto de animación con el cambio climático de fondo ideado como el primero de una trilogía y que, asegura a Efe, “es uno de los proyectos más ambiciosos en la industria en general”.

“Es un proyecto que realmente ha llevado más allá todo lo que se ha hecho hasta ahora, la narrativa, el movimiento de cámara, la ficción o los diálogos”, apunta.

Por último, Rafael Pavón (Madrid, 1980), junto con Alcalá, propone una historia también interactiva en la que la audiencia, si así lo cree oportuno, debe ayudar a unos ladrones a desvalijar una caja fuerte repleta de diamantes.

El proyecto combina disciplinas de cine “de toda la vida” con técnicas de teatro, para posicionar a los personajes y manejar la atención, y también de videojuego con el objetivo de introducir la interacción, señala.

La llegada de este nuevo certamen ha suscitado cierto debate en la “Mostra” veneciana, uno de los certámenes cinematográficos más prestigiosos y antiguos del mundo, pero Roig lo tiene claro: el cine y la realidad virtual no son la misma cosa”.

“Del mismo modo que la radio y una novela no son lo mismo. Tú puedes escuchar un audiolibro y se puede parecer a la radio pero no es lo mismo. La realidad virtual es un paso intermedio hacia cómo nos vamos a relacionar los unos y los otros”, asegura.

En su opinión, esta nueva tecnología, que estudia y desarrolla en Los Ángeles, “consigue lo que siempre hemos querido cuando vamos a una sala de cine”: inmersión, entre otras cosas.

“¿Por qué la sala está oscura? ¿por qué está todo el mundo callado? ¿por qué apagas el móvil? Porque quieres estar inmerso en la película y esto es cada vez más difícil (…) Creo que va a conseguir volver a casarnos con las historias”, implicando al espectador en su desarrollo, asevera.

Pavón se decanta por la misma línea de su colega, al asegurar que esta nueva tecnología es, simplemente, “un medio completamente nuevo” que “no va a desbancar al cine: En el mejor de los casos, creo que se integren”, sostiene.

Por su parte, Alcalá se muestra mucho más decidido y avanza que está “bastante convencido de que la realidad virtual se va a convertir en el estándar de cómo se cuentan historias”.

“Una vez que entendamos el lenguaje y sepamos crear una nueva narrativa que sea inmersiva, es muy difícil volver atrás”, apunta, al tiempo que se considera un “pionero” en un medio que se encuentra en el “año 1 o 2, que acaba de nacer”.

Las carreras de estos tres españoles siguen sendas paralelas, cada uno con sus propios estudios de contenidos -“Future Lighthouse para Alcalá y Pavón y “Cinaptic” para Roig- y consideran su presencia en Venecia como algo muy importante.

El artista valenciano, que se formó en el “American Film Institute”, entre otros centros, considera la creación de esta sección de realidad virtual “un momento histórico” para esta disciplina, sobre todo dada la antigüedad del certamen, que este año alcanza su septuagésimo cuarta edición.

“La realidad virtual tiene que asentarse y ser una forma de arte más”, sostiene, para después destacar “el compromiso de un sitio como Venecia” y el hecho de formar parte de la primera generación de esta nueva competición.

Pavón apunta que estar en el Lido, concretamente en la isla del Lazzaretto Vecchio, donde se agrupa la exhibición, “es un sueño, porque no hay festivales como este, con su historia y prestigio”, y encomia el hecho de que se haya apostado por ello.

“Implica que por fin no es la tecnología la que predomina en la realidad virtual, que es lo que ha ocurrido en los últimos 20 años, sino que son los artistas y los creadores los que ahora, ya con las herramientas que hay, empiezan a poder construir y crear cosas que vayan mucho más allá de la tecnología en sí”, zanja.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *