En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El tamaño del fraude

El tamaño del fraude
Juan Taveras Hernández

Juan-TH
Danilo Medina 62%, Luís Abinader 35%. Así comenzó y así terminó.

Con las primeras dos o tres mesas electorales contabilizadas, Roberto Rosario, sin que los demás miembros del pleno de la JCE lo supieran, violando no sólo la ley, sino el acuerdo con los partidos de oposición en presencia de observadores electorales, le otorgó 62% a Danilo Medina y 35% a Luís Abinader.

De ese modo se le daba continuación al plan fraudulento diseñado por Joao Santana junto a Danilo Medina y algunos ministros, que le costó al país alrededor de 50 mil millones de pesos.

62/35. Se repitió una y otra vez en las encuestas “independientes” y en las comprometidas del gobierno que las bocinas, cornetas, velloneras y megáfonos repetían una y otra vez, hasta el cansancio en los medios de comunicación.

El plan era meterle en la cabeza a la gente el 62/35 de la misma manera que lo hacen las empresas licoreras o de gaseosas. Las campañas publicitarias van directamente a la siquis de la personas. Trabajan en el subconsciente, y son muy efectivas. No es casual que de cada 30 spot del gobierno apenas la oposición colocaba uno. Algunos partidos no tenían recursos para pagar ninguno. El gobierno gastó entre 18 y 20 millones de pesos diarios durante meses con el rostro de Danilo y el número mágico, 62/35.

El conteo de Roberto Rosario comenzó con el 62/35. Y así terminó. ¿Coincidencia? ¡No! Se trató del plan que incluyó múltiples formas de fraude que ya fueron evidenciados por la oposición, pero que medios de comunicación, beneficiados de la campaña electoral, igual que grupos empresariales y religiosos, procuran ignorar, desconocer o silenciar.

“No hay razón para las quejas porque la diferencia es demasiado”, dicen. “Si la diferencia fuera de uno o dos puntos tal vez, pero Danilo casi dobla a Luís”, agregan. No saben o no quieren saber, que ese es el tamaño del fraude, que esa era justamente la idea.

El fraude fue grande, de unos 20 puntos. Poco más, poco menos.

El fraude se limitó a la boleta presidencial. No, en las demás boletas fue igual o mayor porque el hombre del tiburón podrido había advertido que necesitaba tener un Congreso que respondiera a sus intereses, porque después la oposición “no me dejaran gobernar” convirtiéndose en un justo y necesario contrapeso.

Las bocinas, cornetas, velloneras y megáfonos, cumpliendo la función por la cual le pagan, -miles de millones de pesos- dicen que las denuncias de fraude y las impugnaciones no son más que pataleos, (al que ni siquiera tienen derecho) pero que dentro de una semana todo volverá a la calma, aun cuando el Tribunal Superior Electoral continúe actuando como un Círculo de Estudios del PLD.

Luís Abinader está recibiendo presiones de todos lados, como la arepa (candela por arriba y candela por abajo) para que deje las cosas como están, que después del “palo dao ni dios lo quita”, que se olvide de todo y vuelva a comenzar. Le dicen que es joven, que tiene “mucho futuro”, que dentro de cuatro años las cosas serán distintas, entre otras pendejadas.

Sucede que así como el PLD compró o se robó las elecciones del 2012 y estas del 2016, lo intentará en el 2020, en el 24, el 28 y el 32, porque esa es su verdadera naturaleza.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Muy cierto Sr. Juan TH, toda campaña publicitaria está dirigida a crear una fijación en el consumidor de una forma tal de hacerle creer al individuo que las cosas son según el mensaje. Conversando con una señora anciana ignorante en términos académicos, no así en su experiencia de vida comentaba: Desde que salieron con las encuestas 62/35 era el objetivo para que el pueblo fijará eso números en su mente y hacer el fraude. Me da mucha pena de [email protected] [email protected] que se creyerron esas encuestas y como medios de comunicación, directores de noticieros, presentadores de noticias que hasta ese momento parecían tener una postura muy independiente, pero el gobierno le puso su precio $$$ a cada uno de ellos. Ni hablar de las cientos de bocinas parásitos comprometida con el gobierno. Luis Abinader que no se crea el cuento que deje eso así y que por ahí viene el 2020, su tiempo es ahora hasta el 2020. Los demás candidatos que no se crean el cuentaso de que por no haber sacado la cuota correspondiente no tienen el derecho a reclamar no es cierto. Creo que así como el candidato que saco el falso 61% y aquel que sacó menos de .08% tiene el mismo de derecho. Creo que es el mejor momento para seguir firme ante esta vil mentira de elecciones. Los empresrio, las religiones y de más miembros de la sociedad civil que solo saben decir que no es convierte los reclamos de la oposición, estoy totalmente en desacuerdo; ya que por ese " dejen eso así" es que estamos jodidos sin institucionalidad, sin una ley de partido que favorezca a nuestra RD y reforma policial urgente, porque sólo se crean y se aplican las leyes que le convenga a unos cuantos y la MAYORÍA QUE? No tenemos derechos a una sociedad más justa, donde lo cosa pública funcione y donde haya una protección de los derechos del ciudadano más común de esta media isla hermosa. NO CREO EN EL DEJA ESO ASÍ, eso es conformismo y mediocridad. La independencia 1844, la intervención 1916, el derrocamiento del tirano 1961, posteriormente la revolución de Abril 1965 y la salida del poder con la oposición del Dr. Balaquer 1978, no fue con "DEJEN ESO ASÍ. Salgamos apoyar los reclamos justo, sin hacer disturbios, pero si estos son necesarios hagamoslo para que nos escuchen. Dejemos de lado el ser tan pasivo e indiferente. Hagamos un poco nuestra las injusticias, la falta de medicinas y necesidades de los demás sin importar el banderín político, religioso ó cualquier ideología que le llegue a su mente, primero somos DOMINICANOS y DOMINICANAS Richard Espinal Dacosta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *