En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El TLC con Colombia daría a Obama réditos políticos para 2012, según expertos

El TLC con Colombia daría a Obama réditos políticos para 2012, según expertos
El TLC con Colombia daría a Obama réditos políticos para 2012, según expertos

Barack Obama y Juan Manuel Santos

WASHINGTON, EE.UU.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, y su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos, aprobaron hoy un plan de acción para destrabar el Tratado de Libre Comercio (TLC) que, según los expertos, de ser ratificado este año le daría réditos políticos al jefe de la Casa Blanca frente a las elecciones de 2012.

Según el plan, Colombia se compromete a mejorar las condiciones laborales, reducir la violencia contra sindicalistas y combatir la impunidad, a cambio de que Obama, finalmente, envíe el TLC al Congreso para su votación definitiva.

Me complace anunciar que hemos aprobado un Plan de Acción en favor de los derechos sindicales”, anunció Obama en una declaración ante la prensa junto a Santos, al término de una reunión en el Despacho Oval.

El plan, aseguró Obama, no sólo “es consistente con los intereses de Estados Unidos, sino también con la visión de Santos de una Colombia más próspera” y servirá “para avanzar un tratado de libre comercio entre EE.UU. y Colombia”.

El presidente colombiano afirmó que el 22 de abril, la primera fecha que establece el plan para comenzar a poner en práctica las medidas previstas, “se inicia el proceso para la presentación al Congreso del TLC”.

El pacto se suscribió en noviembre de 2006, pero EE.UU. ha requerido casi cinco años para delinear de forma clara y coherente los pasos a dar por Colombia para aplacar las objeciones de los detractores, que incluye a demócratas del ala liberal del partido, sindicatos y grupos de derechos humanos.

Aunque el acuerdo de acción suscitó la condena de sindicatos y activistas de derechos humanos, expertos consultados por Efe creen que, apuesta arriesgada o no, Obama busca congraciarse con el empresariado.

Shannon O’Neil, directora del Grupo de Trabajo Independiente sobre la política de EE.UU. hacia Latinoamérica y analista del Consejo de Relaciones Exteriores, dijo que el plan llega en un momento oportuno, cuando la recuperación económica sigue siendo el tema más acuciante en Washington.

“El avance del TLC con Colombia debe ayudar a Obama con la comunidad empresarial, porque estaría demostrando que habla en serio respecto a la promoción de los intereses empresariales de EE.UU. en el exterior y que apoyará políticas para fomentar a las compañías e industrias del sector exportador”, observó.

El TLC potenciará un aumento significativo de las exportaciones estadounidenses -la meta de Obama es duplicarlas para 2015-, algo clave para generar más empleos y desarrollo económico.

El convenio, según la Oficina del Representante de Comercio Exterior (USTR), aumentará las ventas estadounidenses al mercado colombiano -de cerca de 12.000 millones de dólares anuales en 2010- en alrededor de mil millones de dólares al año.

Si la clave para la prosperidad está en el comercio, como sugiere Washington, Obama podría “vender” los beneficios del TLC para ganarse a los votantes moderados e independientes en 2012, los mismos que ayudaron a auparlo en el poder en 2008.

“Obama saca mucho de todo esto: conseguirá muchos elogios de los republicanos, lo que le ayudará a avanzar en su agenda comercial más amplia, y también mejorará su imagen en la comunidad empresarial, una área problemática para él”, dijo Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de estudios políticos en Washington.

“Sin el pacto, la relación bilateral hubiese sufrido mucho más… (aunque) Santos continuará sus esfuerzos por profundizar la relación económica de Colombia con China. Estados Unidos es un socio importante para Colombia, pero también habrá otros”, consideró Shifter.

Es, por lo demás, también un mensaje de seriedad de Estados Unidos sobre sus relaciones con los países de la región.

Pero el compromiso de Colombia en este plan sigue causando escepticismo entre quienes lo tachan de “insuficiente”.

Richard Trumka, presidente de la federación sindical AFL-CIO, señaló que “la situación en Colombia sigue siendo inaceptablemente violenta para los sindicalistas, defensores de derechos humanos y otras poblaciones vulnerables”.

“El plan de acción no hace lo suficiente para establecer los hitos para el progreso en áreas de violencia e impunidad, ni responde a las muchas formas en que la ley laboral colombiana se queda corta respecto a estándares internacionales”, dijo Trumka en un comunicado.

Otros críticos señalan que el TLC inundará el mercado colombiano con productos agrícolas subsidiados por Washington y los pequeños agricultores colombianos, desplazados no por el conflicto con la guerrilla sino por el pacto, podrían coquetear con el narcotráfico.

En general, sin embargo, el consenso de los expertos es que el plan de acción insufla oxígeno al TLC con Colombia y, de paso, a las relaciones entre ambos países.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *