x

El transporte público de Roma se paraliza en la enésima huelga del sector

Italia

Este tipo de huelgas, que suelen convocarse en viernes, se han convertido en una protesta habitual en el sector del transporte público en Italia.

Roma.– El transporte público de Roma sufrió hoy importantes interrupciones a causa de la huelga nacional del sector convocada por los sindicatos de conductores de autobuses y tranvías para reclamar «ajustes» en sus condiciones laborales.

Los organizadores de la protesta, los sindicatos Confail y Faisa, llamaron en un comunicado a «todos los trabajadores y trabajadoras de norte a sur a la máxima participación en esta lucha y a reforzar su organización para sacar adelante las exigencias del sector».

La ciudad que más sufrió las consecuencias de la huelga fue Roma, donde a partir de las 9.00 horas locales (7:00 GMT) era muy difícil acceder a un autobús o un tranvía, mientras que una de sus tres líneas de metro, la A, ha permanecido cerrada.

La situación ha sido algo menos complicada en las líneas B y C del metro, que han estado abiertas fuera de las horas de mayor afluencia de pasajeros, aunque con una frecuencia de paso reducida.

«Con este huelga ejercemos nuestro derecho a protestar ante la falta de voluntad de las patronales a discutir los inaplazables ajustes a incluir en el convenio colectivo del trabajo», denunciaron los convocantes en la nota.

El paro, de carácter nacional, fue proclamado desde las 8:30 hasta las 17:00 y de las 20:00 hasta el final del servicio, mientras que en las franjas 5:30-8:30 y 17:00-20:00 (-2 GMT), las que registran más desplazamientos, funcionaron los servicios mínimos.

Pese a que la capital del país fue la más afectada por los paros, la huelga fue convocada para toda Italia y otras ciudades sufrieron interrupciones del servicio, si bien mucho más leves.

Es el caso de Nápoles (sur), donde la mayoría de servicios funcionaron con normalidad a excepción del funicular de Margellina, que suspendió su circulación, y la parada Petraio del funicular Central, que permaneció cerrada durante las protestas.

En cambio, en Milán (norte) la huelga no se hizo notar y las líneas de metro, autobús y tranvía no experimentaron complicaciones en ningún momento, según la gestora de los transportes de la ciudad.

Este tipo de huelgas, que suelen convocarse en viernes, se han convertido en una protesta habitual en el sector del transporte público en Italia.

En lo que va de año se han vivido varias jornadas de paros que han afectado desde los servicios de transporte local a lo largo de todo el país, como la circulación de trenes regionales y de larga distancia.

Comenta con facebook
Subscríbete a nuestro canal de YouTube