En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El universo virtual cada vez se inmiscuye más en los aspectos más tangibles de la vida

El universo virtual cada vez se inmiscuye más en los aspectos más tangibles de la vida
El universo virtual cada vez se inmiscuye más en los aspectos más tangibles de la vida
Internet (Fuente externa)

Internet (Fuente externa)

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La huella digital que dejamos en Internet, las consecuencias que tiene para nuesta privacidad, la propiedad intelectual, la distribución de la información… La Red es una fuente de complejas problemáticas que demandan soluciones nuevas, un universo virtual que cada vez se inmiscuye más en los aspectos más tangibles de la vida.

En un momento en que los EE UU protagonizan un encendido debate sobre la neutralidad en Internet, el Southbank Centre de Londres presenta en la capital británica una exposición sobre cuestiones como la libertad en la World Wide Web, la vigilancia y la pérdida del anonimato.El planteamiento, aunque puramente artístico, consigue sacar a relucir nuestra vulnerabilidad como seres humanos individuales ante la avalancha de opciones que nos propone la Red.

End User (Usuario final) —a partir del 27 de noviembre en la galería Hayward de Londres, uno de los espacios de exposiciones del South Bank Centre— pone en común los proyectos de siete artistas internacionales que excarvan en los sentimientos y debates morales de los internautas. Entre ellos hay referencias a aspectos tan banales como la proliferación de vídeos de gatos en YouTube y o tan incómodos e insultantes como el escaneo que Gmail hace de los correos personales para luego insertar anuncios de acuerdo con lo comunicado en los mensajes.

La artista Liz Sterry reconstruye en Kay’s blog (El blog de Kay) el dormitorio de una chica canadiense que tiene una bitácora personal. Sterry sólo tuvo que recopilar información personal de la página web, vigilar durante siete meses para hacer la réplica. Con una lista de reproducción con las canciones favoritas de Kay sonando de fondo, la instalación incluye datos a mayores, como información (extraida de Facebook) sobre los amigos de Kay o fotos de Google Maps de la casa en la que vive.

Como dando pie a un futuro cercano y distópico, el dúo de artistas compuesto por Ami Clarke y Richard Cochrane presenta un algoritmo para visualizar cientos de palabras recogidas a tiempo real en páginas web informativas de todo el mundo.

Las noticias se procesan para extraer los términos de moda como si se trataran de productos de mercado o acciones que se pudieran comprar o vender según su popularidad. Cory Arcangel recrea Drei Klavierstucke (1909) —Tres piezas para piano, compuesta por Arnold Schoenberg— mezclando 170 vídeos seleccionados de YouTube de gatos tocando el piano. Jon Rafman hurga en los archivos de Google Street View y recopila imágenes turbadoras, dramáticas o surrealistas de ese gigantesco mapa del mundo.

Los organizadores de la muestra destacan con la selección de proyectos el papel del usuario en la ecuación: “Es el último eslabón de una larga cadena de desarrolladores de software y fabricantes de hardware que empieza en grandes empresas multinacionales”. Antes de usar cualquier tipo de tecnología, somos nosotros quienes debemos aceptar unos términos: marcamos la pestaña de manera despreocupada, pero la acción nos une legalmente a esas compañías, es un contrato social que compromete nuestra información.

La exposición —en cartel hasta el 18 de enero— está enmarcada en el festival Web We Want (La web que queremos), que celebra  los 25 años de la invención de la primera página web (creada por el inglés Tim Berners-Lee) y aprovecha la efeméride para analizar el “profundo impacto” de Internet sobre las personas de manera individual, las sociedades y los gobiernos.

Hasta mayo, el festival —con talleres, conferencias, acciones artísticas, proyecciones y actividades para niños— gira en torno a la defensa de un Internet “libre, abierto y universal” y lo promociona como una herramienta para “conseguir un cambio positivo en nuestra vida y la de los demás”.

Fuente: 20minutos.es

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *