En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El "voto hispano" sigue creciendo en EE.UU. pero no es monolítico, dicen expertos

Voto hispano en EE.UU.

WASHINGTON, EE.UU.- En Estados Unidos hay 23 millones de hispanos en edad de votar y ese contingente sigue creciendo, pero los partidos todavía no entienden que es una población variada, compleja y políticamente educada, afirmaron este viernes expertos.

“Es muy fácil simplificar el llamado ‘voto hispano'”, dijo Clarissa Martínez de Castro, directora del Consejo Nacional de La Raza. “Se nos presenta como dilemas: ¿es la economía o la inmigración? ¿es un votante entusiasmado o apático?”.

“También ocurre el estereotipo fácil: si es inmigrante debe ser hispano, y si es hispano debe ser indocumentado”, comentó Martínez. “La realidad es que el 74 % de los latinos son ciudadanos de Estados Unidos”.

Mark López, del Centro Hispano Pew y quien también participó hoy en un foro en el Club Nacional de la Prensa, recordó que en la última década la mitad del crecimiento de la población de Estados Unidos se debió al incremento de la población hispana.

“Pero mientras durante la mayor parte de la década pasada este incremento respondió a la inmigración, ahora es el nacimiento de hispanos en Estados Unidos lo que impulsa el aumento de este grupo”, añadió.

Las cifras del Censo muestran que mientras entre la población no hispana de este país el número de personas en edad de votar creció un 9 % entre 2000 y 2010, el número de hispanos en edad de votar aumentó un 62 %.

En las elecciones de 2000 los votantes hispanos representaron el 5,4 % del total; en las de 2004 fueron el 6 % y en las de 2008 fueron el 7,4 %. Aunque en el ámbito nacional los votantes siguen siendo una minoría muy pequeña, su presencia mayor en algunos estados resulta decisiva en una elección presidencial.

“Las encuestas a lo largo de los años muestran también que es estable la preferencia política de los hispanos, y a esta altura (el presidente Barack) Obama cuenta con el respaldo de dos tercios de los votantes hispanos”, añadió.

El candidato presidencial republicano, Mitt Romney, según López, tiene el respaldo de entre el 25 % y el 30 % de los votantes hispanos.

“En cada elección desde la década de 1980 el número de votantes latinos ha marcado cifras récord”, agregó. “En las elecciones de 2008 votaron unos 9,75 millones de latinos, y este año la cifra podría llegar a los 11 millones”, dijo López.

Jack Thomas, un bloguero profesional que escribe sobre asuntos políticos latinos, dijo que tanto los demócratas como los republicanos deberían “hacer un mayor esfuerzo concertado para atraer el voto latino”.

“Ambos partidos no entienden la variedad de esta población, una diversidad que deriva de los diferentes países de donde provenimos, las condiciones económicas y culturales diferentes”, agregó.

Thomas explicó que existen diferencias aún generacionales y puso como ejemplo su familia cubana: “En mi casa, cuando yo era niño y mi abuela vivía, se hablaba español y yo aprendí español. Mis hermanos, que son más jóvenes y no tuvieron esa influencia, no hablan una palabra de español”.

Tanto los demócratas como los republicanos, señalaron Thomas y Martínez, han hecho este año un esfuerzo por difundir avisos de propaganda en español, y por exponer en sus convenciones a personas de ascendencia latina.

“Pero no basta con el apellido hispano para ganarse, automáticamente, el voto hispano -comentó Martínez-. Los votantes latinos son bastante más educados que eso”.

Thomas, a su vez, enfatizó el crecimiento de la población bilingüe entre los hispanos y dijo que cuando los políticos difunden un aviso en español y otro en inglés, muchos votantes latinos “se dan cuenta de que para una audiencia dicen algo, y para otra algo diferente”.

En esta elección de 2012, señaló Martínez, “todo lo que le queda al Partido Republicano es mantener en un mínimo sus pérdidas entre los votantes latinos, y el Partido Demócrata tiene el desafío de cumplir lo que promete”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *