En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Elegir entre el bien y el mal

Imagínese cómo sería tener su licencia de conducir y al día siguiente de obtenerla, decidir no conducir. Imagínese aprender el abecedario, pero nunca leer una sola palabra en su vida.

 Imagínese descubrir una cura para el resfriado común, pero optamos por no aplicarla cuando se está enfermo y estornudando como un desahuciado ¿Por qué alguien haría algo así? Lo hacemos todo el tiempo, especialmente cuando se trata de elegir entre el bien y el mal.

 Por ejemplo, sabemos que la justicia es el derecho y la injusticia lo que está mal. Sin embargo, no siempre se opta por actuar con justicia, ¿verdad? Es posible que lo sabe, pero no siempre lo demuestra.

Cuando estamos en filas en la cafetería o en cualquier otro sitio, tratamos a algunas personas, por su aspecto, mejores que otras. “Escogemos favoritos.” Nos aprovechamos de la gente. Acusamos a la gente o nos disgusta alguien sin saber muy bien toda la historia. Pero sí sabemos que está mal actuar de modo desleal, ¿por qué lo hacemos de todos modos? Bueno, parte de la respuesta a esa pregunta es que todos somos pecadores.

 Tendemos a hacer lo malo, más que lo que quieren hacer lo correcto. Otra parte de la respuesta a esa pregunta es que actuamos injustamente porque a veces parece más beneficioso para nosotros que hacerlo con justicia. ¿Quién quiere esperar más tiempo del necesario en una fila, ¿verdad? Una tercera razón de obrar injustamente es que no tomamos una decisión consciente, sino de otra manera.

 Dado que la actuación injusta parece venir de forma más natural, debido a nuestra naturaleza pecaminosa, tendemos a hacer eso a menos que nos comprometamos a seguir el camino de Dios, de la justicia, en lugar de hacer lo que es natural.

 Usted puede comprometerse a determinar de todo corazón, cuando se enfrente a elegir entre una acción correcta y una mala, decidirse por lo que es correcto, incluso cuando tenga que soportar algún inconveniente. Pero eso no es todo, entonces tienes que pedir a Dios la fuerza para elegir la justicia sobre la injusticia y confiar en el Espíritu Santo para que pueda mantener su compromiso.

 Eso no garantiza que usted siempre actuará con justicia, pero le ayudará la próxima vez que sientas la tentación. Para reflexionar: Saber lo que es correcto y hacer lo correcto son dos cosas diferentes. A veces hacemos mal cuando no estamos seguros de lo que es correcto. Otras veces sabemos lo que es correcto, pero hacemos lo que está mal de todos modos. ¿Qué es un problema más grande para usted, sabiendo lo que es correcto o hacer lo correcto? Ore: “.. Señor, me comprometo a tu manera a actuar en forma justa cuando estoy frente a la oportunidad de hacer algo injusto. Ayúdame especialmente a hacer lo correcto…”

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *