En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

En 2014 los políticos tendrán intenso activismo, sin control estatal

En 2014 los políticos tendrán intenso activismo, sin control estatal
En 2014 los políticos tendrán intenso activismo, sin control estatal
Tribunal Superior Electoral.

Tribunal Superior Electoral.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Pasados ya las fiestas navideñas y el día de reyes, en esta semana se reactivaron el país legislativo, el judicial, el escolar y, no podía faltar, el político, que aunque nunca duerme ahora arranca con un intenso activismo.

2014 será un año de decisiones y transformaciones políticas, de preparación electoral para 2016 y conflictos partidistas.

El choque de todos estos intereses mantendrán también activo, quizás más que en 2013, al Tribunal Superior Electoral (TSE), que conoce en esta semana dos recursos relacionados con la elección de los miembros del Comité Central del PLD.

Los tres principales partidos tienen en agenda renovar y ampliar sus organismos de dirección.

12 de enero: PLD                            —- Elección de 168 miembros del Comité Central

26 de enero: PLD                            —–Cierre del VIII Congreso Norge Botello

26 de enero: PRSC                          —-Asamblea de delegados para escoger nuevas autoridades

23 de febrero: PRD                        —Votaciones de la convención del PRD

Retos y complicaciones:

Este mes el Partido Reformista Social Cristiano deberá escoger a sus autoridades, un proceso en el que prima una medición de fuerzas entre grupos que favorecen seguir adheridos como sanguijuelas al oficialismo y otros que buscan virar el timón hacia el perredeísmo.

En el Partido Revolucionario Dominicano en mayo se cumplirán dos años de la crisis que divide a la organización entre los seguidores de Miguel Vargas Maldonado y los de Hipólito Mejía, cuyas diferencias vislumbran un rompimiento definitivo si no hay consenso en torno a las reglas de la convención, convocada para febrero. Aquellos que apelan a un abordaje más propositivo terminan enredados o al menos opacados por los líos de los dirigentes citados.

Si bien el Partido de la Liberación Dominicana acusa una cuestionada democracia interna, con mecanismos y aparatos infuncionales, al menos allí las reglas están mucho mejor definidas y hasta el momento la elección de nuevos miembros del Comité Central no amenaza con tumbar la casa. La otra ventaja obvia de esta fuerza es el disfrute del poder por varios períodos, sin dudas un aliciente para la picazón de las inconformidades.

También en este año, el Partido Alianza País, de Guillermo Moreno, tratará de buscar el reconocimiento de la Junta Central Electoral y hasta Antonio Marte, sí, el que preside una federación de choferes, presentará en unos días la solicitud de un nuevo partido, llamado Primero la Gente.

Sin control

Todo este activismo se desarrollará en ausencia de la Ley de Partidos Políticos que, si bien no será la panacea, está concebida como para ponerle algo de control al accionar de los dirigentes políticos en el manejo de los recursos que reciben del Estado, en el acceso al financiamiento privado y en el juego de la democracia entre iguales y entre contrarios.

Las dirigencias del PLD y el PRD no han demostrado la más mínima voluntad para aprobar esta legislación y si la aprobaran en este 2014, como han anunciado, podría salir mutilada y distorsionada.

Las aspiraciones en torno a una ley de partidos giran en torno a mitigar el transfuguismo político, otorgar a la Junta Central Electoral el control sobre las elecciones primarias de los partidos, poner límites a las cantidades y el origen de las donaciones que reciben los candidatos a cargos electivos y limitar el tiempo de las precampañas y las campañas electorales.

2016 está todavía lejos, pero ya muchos aspirantes a puestos públicos madrugaron con su propaganda, mientras se retardan las acciones legales para su regulación y las iniciativas a favor una ciudadanía más consciente y empoderada.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Si tus aspiraciones electorales no interfieren con las funciones realizadas en algun puesto publico yo no le veo el problema. Recuerden: "El que madruga Dios lo ayuda".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *