En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

En el negocio no hay amistad

Hay un valor de categoría universal que se fundamenta en lo ético y en lo moral. Algunos los tienen y lo practican, otros, tienen miedo de manifestarlo. Hoy en día se ha perdido mucho lo que ayer era normal que existiera.

La amistad es el camino más rápido para creer en otros. En los últimos tiempos he conocido a alguien que la profesa, que la práctica y que la demuestra todos los días. Se entregó a una causa prácticamente perdida. Dio el frente y con la fuerza de su popularidad logro empujar lo que parecía una quimera. Fue el segundo, después de los Rosarios, que dio el paso y el resto no se atrevió. Luego de ellos vino Vakero. Al cual representamos en la negociación frente a una cerveza que amenazaba con crecer. La vida me ha enseñado que cuando una persona da un paso en favor propio o de otros a los cuales se apoya, todo estará bien. Pero cuando estos triunfan se les olvida quien fue quien dio el paso por ellos. Héctor Acosta se la jugó, los hechos están ahí y nadie puede negarlo. Lo justo seria esperar que al monstruo a quien ayudo corresponda con ese esfuerzo. Solo contó con sus recursos para el que hizo en su pueblo… lo dejaron solo. Tres millones de su bolsillo.

El legado a un pueblo que apoyo a Héctor en esta lucha debería de ser quien a través del territorio nacional corresponda a realizar conciertos en todos lugares.

Deben de recordar que no hay cosa mas olvidadiza que el pueblo… todo lo borra. Hoy te sube y mañana te borra y para volver a ser de nuevo cuesta millones. Recordemos en los rones, quien fue el primero y jamas a logrado volver. Amenaza una nueva bebida asiática unida a una marca de ron que viene subiendo de nuevo, competir en esta tierra y lo lógico sera investigar quien limpio la cara de la que esta.

Y es que en el negocio no es como en la vida en donde el agradecimiento juega, pesa. La moral y lo ético no existe. El que dio un día nunca esperara recibir nada con la fidelidad y entrega que lo dio.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *