En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Encuentro entre Leonel y Gaddafi y sus promesas incumplidas para República Dominicana

Encuentro entre Leonel y Gaddafi y sus promesas incumplidas para República Dominicana
Encuentro entre Leonel y Gaddafi y sus promesas incumplidas para República Dominicana

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- A finales de agosto de 2009, en uno de sus tantos periplos por Europa, Asia y África, el presidente Leonel Fernández se reunió con el controvertido líder libio Muammar Gaddafi y su hijo, quienes prometieron invertir más de 2 mil millones de dólares en una refinería en República Dominicana.

Cuando el mundo se encuentra hoy expectante ante el conflicto social en Libia, el cual ha llevado a que el precio del petróleo cerrara este miércoles en su mayor nivel en el mercado internacional en casi dos años y medio, no muchos se recuerdan de la visita del presidente Leonel Fernández al líder Muammar Gaddafi y su hijo, Saif Al Islam al Gadaffi, quienes prometieron diversas inversiones.

El más impactante logro de la visita del presidente Fernández a Libia fue despertar el interés de dicho Gobierno de participar en la construcción de una refinería de petróleo en la costa de Manzanillo, Montecristi, cuyos productos serían exportados a Estados Unidos.

El costo de la construcción era sencillamente 2 mil millones de dólares.

Según publicó la página de la Presidencia en aquella época, la obra incluiría “instalaciones para el proceso de refinación, tanques de almacenamiento, equipos auxiliares, como plantas de tratamiento de agua, torre de enfriamiento y calderas de generación de vapor”.

Incluso, tan “confirmado” estaba el asunto, que hasta se fijó plazo de construcción, tres años, según la nota oficial, cosa que obviamente nunca ocurrió.

Asimismo, Libia no solo construiría esa monumental refinería, si no que también quería convertir a República Dominicana “en el centro regional de despacho aéreo de las aeronaves de Afriqiyah”, la línea aérea de libia, al punto que la Presidencia llegó a decir que este proyecto obedecía al plan libio de “diversificar la economía fuera del sector de los hidrocarburos”, este último, su principal soporte económico.

Pero no todo era inversión. Para quedar “mano a mano”, el presidente Fernández le ofreció al hijo del dictador, Saif Al Islam al Gadaffi, la disposición de su Gobierno a prestarle asesoría especializada en Turismo, puesto que ese país quería incursionar en ese rubro, con sus 2,000 kilómetros de costas, ante lo cual, nuestro país enviaría técnicos a Libia para impulsar el desarrollo del turismo.

Claro está, nada de eso ocurrió y hoy la dictadura de Muammar Gaddafi se encuentra a punto de desaparecer.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *