En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Entérate de los alimentos que pueden afectar tu digestión

Entérate de los alimentos que pueden afectar tu digestión
Entérate de los alimentos que pueden afectar tu digestión

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- ¿Vienes sufriendo molestias digestivas? ¿Sueles padecer dolor estomacal o acidez con frecuencia? ¿Se te ha diagnosticado colon irritable? Si la respuesta a todas estas preguntas es sí, entonces hay alimentos que sí o sí deberías evitar para cuidar tu vulnerable sistema digestivo: se trata de, según la prestigiosa revista Health, los peores alimentos para la digestión.

Se trata de alimentos que, consumidos en exceso, pueden dañar el buen funcionamiento del sistema digestivo. Conócelos para saber qué NO integrar en tu alimentación cuando estás con dolor de barriga.

A continuación te presentamos algunos alimentos perjudiciales para el estómago

Alimentos fritos y ricos en grasas

No hace falta aclarar demasiado, ¿no? En la misma práctica podemos comprobar que las patatas fritas, pizzas, helados, huevos fritos, dulces, hamburguesas y demás comida chatarra -ya sean frituras o alimentos ricos en grasas- pueden caer pesados en el estómago. Abusar de este tipo de alimentos puede aumentar el reflujo ácido y el ardor de estómago. El exceso de grasas, además, puede causar esteatorrea, que es la acumulación de grasa en las heces.

Se recomienda que aquellas personas que sufren de colon irritable eviten estas comidas para no agravar los problemas digestivos. El mismo consejo va para aquellos que han tenido dolor de estómago recientemente.

Pimientos picantes

Si queremos prevenir dolores estomacales, acidez, reflujo ácido o gastritis, debemos evitar el consumo de comidas picantes. Imagina que el fuerte sabor de los pimientos picantes, por ejemplo, puede sentirse como fuego dentro de un sistema digestivo sensible. El abuso de la comida picante puede irritar el esófago.

Alcohol

El alcohol nos desinhibe, nos relaja, pero lamentablemente también “afloja” el esfínter esofágico, lo cual puede provocar ardores de estómago o reflujo ácido. En suma, si se bebe mucho alcohol podemos sufrir de inflamación en la mucosa del estómago, lo que impide que la absorción de los nutrientes y perjudica el trabajo de ciertas enzimas. Quienes sufren de trastornos gastrointestinales deben moderar el consumo de alcohol.

Lácteos

El calcio es un mineral esencial en nuestra alimentación y el consumo de productos lácteos es una de las vías más efectivas para incorporarlo a nuestro organismo. Sin embargo, para muchos esto puede causar malestares estomacales: se trata de quienes sufren de intolerancia a la lactosa. Esta es una enfermedad muy común que ocurre el organismo no produce suficiente enzima lactasa, que es lo que descompone a la lactosa (el azúcar natural de la leche).

Ante esta anormalidad, cuando los intolerantes a la lactosa consumen productos lácteos pueden sufrir síntomas como diarrea, calambres, gases y distensión abdominal. Por lo tanto, si tienes intolerancia a la lactosa debes evitar el consumo de leche y derivados para impedir esos síntomas. Puedes consumir el calcio a través de vegetales de hojas verdes, por ejemplo.

Chocolate

Un estudio del 2005 sugirió que el chocolate puede ser un alimento perjudicial para quienes padecen estreñimiento crónico o síndrome de intestino irritable. ¡Qué mala noticia que algo tan rico nos haga mal! Sin embargo, aparentemente no es el chocolate el culpable sino la leche contenida en él (en el caso de los chocolates elaborados con leche, claro) para quienes sufren de alergia a la leche. También puede ser la cafeína, que a veces puede causar diarrea y distensión abdominal.

Fresas

Qué sabrosas son las fresas, ¿verdad? Y además son frutas saludables que aportan muchos beneficios para la salud. Sin embargo, tienen un lado negativo debido a sus pequeñas semillas. Estas semillas pueden causar infecciones en las personas que sufren de diverticulitis, que es una inflamación del intestino grueso, aunque de todos modos todavía no hay estudios que lo prueben. Si se sufre de diverticulitis es bueno también mantenerse alejado de las semillas de girasol o semillas de calabaza, por si acaso.

Café, té y gaseosas

Estas bebidas relajan el esfínter esofágico, que ya vimos puede estimular el reflujo ácido, y además podrían actuar como diuréticos, lo que en consecuencia ocasiona diarrea o calambres abdominales. Quienes sufren de acidez estomacal o enfermedad por reflujo gastroesofágico deben evitar el consumo de bebidas con cafeína.

 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *